Festejo con derrota

Guaraní cayó ante Olimpia por 1-0 en el Defensores del Chaco, en el cierre del torneo Clausura. En la fiesta del campeón faltó la cerecita de la torta, pero, de igual manera, se desató la celebración al final del partido.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/CJOE5XFYAJGJRO7DXRES5YVBPY.jpg

Con el campeonato logrado en la fecha pasada, Guaraní pisó el Defensores del Chaco para recibir a Olimpia y luego iniciar el festejo por el título del Clausura. En un ambiente festivo, el conjunto de Daniel Garnero buscó ganar el último compromiso para cerrar con victoria este semestre.

El Decano arrancó de menos a más y el elenco de Dos Bocas tuvo momentos de buen juego e insinuó algunas cosas en él área rival. Es más, a los 7’ se le anuló un tanto a Rodrigo López.

De a poco, Olimpia emparejó el trámite y arañó el primer tanto. Un remate de Gustavo Mencia a los 19’ y una salvada milagrosa de Óscar Velázquez, un minuto después, evidenciaron el dominio franjeado.

PUBLICIDAD

Luego volvió a tomar las riendas del cotejo el campeón del Clausura. Alberto Contrera dio algunos chispazos de talento y a los 32’ ejecutó un tiro de esquina que fue devuelto por Diego Barreto. Los aurinegros pidieron gol pero el marcador no se modificó. El arquero decano entró en acción posteriormente para mantener la paridad ante la insistencia de Néstor Camacho.

En el complemento, Guaraní perdió fácilmente la pelota y Olimpia no supo capitalizar los contragolpes generados por estas situaciones. Alfredo Aguilar evitó de manera espectacular el gol de Hernán Villalba a los 53’.

Los franjeados probaron de media distancia. La falta de acierto, la poca potencia o la buena intervención del cancerbero aborigen fueron los motivos que mantuvieron en cero el arco del monarca.

Hasta que llegó el tanto de Olimpia. Una falta de Velázquez sobre Emmanuel Morales dentro del área desniveló el encuentro. Del penal se encargó Salustiano Candia y no falló. Aguilar logró tocar la pelota pero para la potencia fue más y, a los 69’, el Decano pasó al frente del tanteador.

El Legendario intentó reaccionar sin ideas claras, solo por instinto. Morales vio su segunda amarilla a los 83’ y dejó al elenco de Mauro Caballero con 10 hombres en el terreno de juego. Esta expulsión ya nada cambió en el resultado: Olimpia cerró el año con una victoria y a Guaraní se le escapó la cerecita de la torta para un festejo completo.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD