Goleada del cacique

Guaraní consiguió una goleada de 4-1 en partido del Grupo B de la Copa Libertadores ante el Tigre de Argentina. El aurinegro fue demoledor en la segunda etapa donde anotó tres goles y mostró destellos de buen fútbol cuando se juntaron Domínguez, Benítez, Maná, Merlini y Fernández. Ahora se viene el Palmeiras.

Guaraní consiguió una gran victoria ante Tigre.
Guaraní consiguió una gran victoria ante Tigre.AFP

El aurinegro recibía a un equipo argentino que estaba sin jugar hacía ya varios meses. Gustavo Costas no pudo contar con Raúl Bobadilla y puso a Fernando Fernández como centrodelantero, acompañado por Bautista Merlini.

Guaraní comenzó con la presión alta que lo caracteriza en esta era de Gustavo Costas. Sin embargo, tropezó con un equipo que se juntó bien atrás y con toques rápidos trataba de llegar hasta Gaspar Servio.

Hubo algunos errores en la defensa aurinegra y eso fue aprovechado por Tigre para adelantarse en el marcador. Iván Ramírez quiso jugar la pelota hacia atrás, no lo hizo bien y Magnín pudo anotar el primero del juego.

Le pesó a Guaraní y a Iván Ramírez ese gol porque después se sucedieron los errores y los argentinos estuvieron muy cerca de llegar al segundo. De a poco el equipo de Costas comenzó a juntarse más en el campo y Morel, Fernández Cedrés y Florentín comenzaron a ser importantes.

Florentín tuvo un tiro libre en el que pudo marcar, fue un gran remate del volante aurinegro. Jorge Morel fue el que recuperó la pelota en el medio para el gol del aborigen. Se juntaron Redes, Florentín, vino el centro al medio, un defensor rechazó a medias y Bautista Merlini se encontró con la pelota, metió un bombazo que le sirvió para el empate de Guaraní.

Jugó bien después el equipo paraguayo, Merlini se erigió en la manija del equipo, Redes aparecía con sus piques, Fernández generaba espacios, pero no podía llegar el gol para darle la ventaja a su equipo. Tigre llegó de vuelta con peligro en un par de ocasiones.

Los primeros minutos del segundo tiempo no fueron muy efectivos para Guaraní, seguía presionando alto mientras que su rival fue más conservador en el campo de juego, ya no salía a presionar como lo hizo en la primera parte y Guaraní sufrió otra lesión más. Primero fue Rolando García Guerreño y después se lesionó Hernán Lopes que había ingresado por García.

Allí Gustavo Costas llamó a Cecilio Domínguez que estaba debutando en el equipo aurinegro. Morel bajó a acompañar a Romaña en la zaga central. Nicolás Maná también ingresó por Rodney Redes.

Maná fue el que creó llegadas de peligro por la derecha. Al ingresar nada más dejó atrás a su marcador, pero no pudo culminar de buena forma.

Guaraní presionaba cada vez más a los argentinos y a los 65 minutos Domínguez ingresó al área, sufrió la falta de Monteseirin y el árbitro no dudó en marcar el penal. Cecilio Domínguez tomó la pelota y ejecutó de buena forma la pena máxima para adelantar al aurinegro.

Tigre tenía que salir a buscar el empate, eso le daba espacios a Guaraní para tener ocasiones y poder aumentar el marcador. Maná, Domínguez y Merlini estaban participativos para habilitar a Fernández en la zona de ofensiva.

Pero a los 77 minutos fue muy bueno lo de Gaspar Servio que de vuelta apareció para tapar el remate de Cavallaro que entró con mucho peligro al área aurinegra.

Gustavo Costas tuvo que hacer de vuelta cambios por lesión. Esta vez el que se fue era Romaña y su reemplazo ingresó Ángel Benítez para improvisar de central con Jorge Morel.

A los 82 minutos se vino una gran jugada colectiva de Guaraní, tocaron todos los de la zona ofensiva, Edgar Benítez dejó atrás a dos jugadores de Tigre y colocó la pelota en el fondo del arco de los argentinos para anotar el tercer y tranquilizador gol de los paraguayos.

En la siguiente jugada pudo llegar el cuarto con un desborde de Iván Ramírez que no pudo alcanzar Fernández y tampoco lo pudo hacer Edgar Benítez para anotar.

Pero había más para el aurinegro que antes de los noventa minutos llegó al cuarto por intermedio de Ángel Benítez. Ganó Guaraní y lo hizo de buena forma, mostrando buen fútbol en el segundo tiempo para ilusionar a los hinchas y llegar de gran forma para el miércoles cuando tenga que recibir al Palmeiras en el Defensores.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD