Jugando por un sueño

SANTIAGO. Fue vendedor de caramelos, guarda, albañil y ahora vive un sueño: juega un certamen internacional en filas de General Díaz. Es Marcos Antonio Gamarra Arbiniagaldez (26), el popular “Perrito”, quien nos contó una pequeña parte de su historia.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/VZC5B7AWXNGQXI4YRH44FMTARA.jpg

“Hasta hace poco vendía caramelos y miren dónde estoy ahora”, esa fue la frase inicial de nuestro personaje en uno de los tramos del viaje de retorno a Santiago, luego del empate clasificador del miércoles ante Cobresal, el miércoles en El Salvador.

“Perrito”, el joven luqueño, contó que desde pequeño vendía caramelos, chupa chupa y chipa. Expresó que los lunes era todo un negocio la venta de caramelos de menta, “porque los perros querían que se le salga el aliento después de tanto tomar”.

Gamarra consignó que su sueño es hacerle una casa a su mamá y que un segundo objetivo es tener un auto, aunque en cualquier momento puede llegar a esta meta, teniendo en cuenta que una de las principales autoridades de la institución, Nítder Samudio, se dedica al rubro automotriz.

PUBLICIDAD

Marcos indicó que muchas veces se cayó de colectivos cuando vendía chipa y que “gracias a Dios no me pasaba nada”. Después fue guarda de la Línea 59. “Ahí todos me conocen y no pago pasaje”, mencionó el ex Unión Agrícola de Luque, 12 de Octubre de Itauguá, Unión Agrícola de Santaní y Guaraní de Caaguazú.

“En el mercado de Luque todos me conocen. Me decían por qué seguía vendiendo caramelos siendo ya grande y futbolista. Siempre decía que el trabajo no es deshonra”, confesó.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD