Ajedrez por Zenón Franco: Partidas Memorables (202), Jan H. Donner vs. Bent Larsen, Wageningen 1957

El holandés Jan H. Donner (La Haya, 6 de julio de 1927 – Ámsterdam, 27 de noviembre de 1988), fue una personalidad muy influyente en el ajedrez de los Países Bajos durante más de 30 años.

Jan H Donner vs. Bent Larsen, Ámsterdam 1964 (Foto Joop van Bilsen Anefo).
Jan H Donner vs. Bent Larsen, Ámsterdam 1964 (Foto Joop van Bilsen Anefo).Foto Gentileza

Fue tres veces campeón holandés y participó en 11 olimpiadas, desde Dubrovnik 1950 hasta Buenos Aires 1978.

Una de sus victorias importantes fue el primer lugar en Wijk aan Zee 1963, delante de David Bronstein, Herman Pilnik y varios maestros yugoeslavos, entre otras grandes figuras.

Se impuso en Venecia 1967, superando al campeón del mundo Tigran Petrosian, Larry Evans, Ludek Pachman, etc.

Mencionemos por último el cuadrangular de Leiden 1970, donde compartió el primer lugar con el campeón del mundo Boris Spassky, aventajando a Bent Larsen, y Mikhail Botvinnik.

El Donner periodista

Los logros mencionados ante el tablero de Donner son notables, no obstante, como se comentó, de su faceta de ajedrecista/escritor gradualmente pasó a escritor/ajedrecista.

Fue incluso mejor como periodista, escribió en muchos periódicos y revistas y recibió varios premios, uno de ellos póstumo, el Premio Henriettte Roland-Holst, uno de los premios literarios más prestigiosos de los Países Bajos por Na mijn dood geschreven, (Escrito tras mi Muerte), una selección de sus mini columnas que escribió para el diario NRC Handelsblad.

En 1987 se publicó De Koning (El Rey), que contiene 162 artículos publicados por Donner entre 1950 y 1983; es una selección realizada por el escritor Tim Krabbé y Max Pam.

Las agudas notas trataban sobre ajedrez, las mujeres, la política, etc., con bromas sobre casi todos los maestros, una de sus dianas principales era el maestro holandés Lodewijk Prins; la única excepción a los ataques fue el excampeón mundial Max Euwe.

En la introducción del libro se dice sobre los 17 años de colaboración de Donner con la revista Schaakbulletin: “se puede afirmar que, si una persona no fue insultada por Donner, seguro que era alguien sin importancia en la vida ajedrecística holandesa”, sus insultos no eran simples, sino muy elaborados, rebosantes de ingenio y de humor.

La mejor partida de Donner

Donner consideraba que una de sus mejores partidas fue su victoria sobre el danés Bent Larsen en el torneo zonal de Wageningen, Países Bajos, en 1957, es la partida que recordamos hoy.Larsen y Donner compartieron el tercer lugar en el torneo, tras el húngaro Laszlo Szabo y el islandés Fridrik Olafsson.

Como el torneo otorgaba tres plazas para el Interzonal de Portoroz, Yugoeslavia, en 1958, ambos debieron jugar un match de desempate, que ganó Larsen en La Haya meses después.

Wageningen

Wageningen es una ciudad importante para la historia de los Países Bajos, el 6 de mayo de 1945 el general alemán Johannes Blaskowitz se rindió al general canadiense Charles Foulkes, terminando así la Segunda Guerra Mundial para los Países Bajos.

Los generales firmaron la capitulación en el Hotel de Wereld (Hotel El Mundo), en Wageningen.

El 5 de mayo es el día de liberación de los Países Bajos, la ciudad celebra un gran festival para celebrarlo cada año.

Jan H. Donner y Lodewijk Prins

Hans Ree contó en su columna “Dutch Treat” de marzo de 2007, que el maestro holandés Lodewijk Prins cubría el torneo al ser el corresponsal del periódico Het Parool, mientras que otros artículos sobre el torneo, sin firma, aparecían en la Agencia Holandesa de Noticias (ANP).

“Como Prins tenía un idiosincrático e inimitable estilo, ahora es obvio para mí que los artículos de la ANP estaban también escritos por él. ¡Bien hecho! Un ajedrecista tiene que vivir y eso no era fácil entonces. Sospecho que actualmente no estaría permitido tener dos jefes”, comentó Ree.

Los aficionados holandeses lógicamente hinchaban por Donner, y si bien no era un secreto que Prins y Donner se llevaban mal ya desde 1951, en esos artículos Prins daba el crédito merecido a Donner, algo que difícilmente sucediera al revés, como lo comentamos, en sus artículos, durante décadas y cada vez que podía, Donner se burlaba con ingenio de Prins.

El ajedrez inmortal de Capablanca

Hans Ree habla positivamente de Prins con frecuencia, este es el autor de El ajedrez inmortal de Capablanca (El título original es más contenido: El fenómeno ajedrecístico Capablanca), publicado en castellano por la magnífica, ya desaparecida, Editorial Sopena de Argentina.

Ese libro era valioso en los años 50 y 60 del siglo pasado, pues contenía muchas partidas de Capablanca con algunos comentarios, pero su valor es solo ese, el informativo, en cambio los aportes de Prins parecen escritos por un contreras de Capablanca, destacaba en exceso lo negativo de su carrera.

Es por eso que me chocó que Ree dijese que ese libro de Prins es su mejor obra.

Opinión de Donner sobre Larsen

Seguramente Donner escribió una nota sobre el torneo de Wageningen, pero no está recogida en el libro The King, sí está una nota posterior, publicada en De Tijd (El Tiempo) el 1 de febrero de 1958.

Allí Donner solo tiene palabras de elogio para el que era su rival próximo, un Bent Larsen de 22 años en plena carrera ascendente, que ya había ganado la medalla de oro al mejor primer tablero en la Olimpiada de Moscú 1954.

“Para llegar a un nivel de gran maestro de ajedrez, no hace falta decir que son necesarios, conocimiento, talento y perspicacia. Pero en lo más alto – entre los 50 mejores del mundo todos tienen talento - hay cualidades completamente diferentes en danza. Carácter, resistencia, autoconfianza y agresividad deciden quién será el más fuerte entre los grandes maestros. Larsen parece tener un temperamento muy afortunado al respecto. Tiene una conspicua cualidad que es muy inusual entre los grandes maestros… Obtiene un gran placer por jugar al ajedrez. Es uno de los muy pocos jugadores que conozco para el cual ganar sea probablemente menos importante que jugar la partida. Y, es de destacar, esos jugadores ganan con gran frecuencia”.

Donner aclara que Larsen se tomaba el ajedrez muy seriamente, que estaba obsesionado con el ajedrez. “Es la ‘diversión’ la que lo hace tomar el juego de forma tan seria”, a diferencia de otros que él conocía que no se lo tomaban con tanta responsabilidad.

“Sentían que el juego en realidad no merecía el enorme esfuerzo que requiere, solo juegan por dinero o por el honor de ganar”.

Acto seguido mencionó a Capablanca para quien el ajedrez era tan sencillo, (lo dice forma menos amable), que no disfrutaba del juego. (Palabras de Donner, no maten al mensajero).

Comentó que había un enorme contraste entre Capablanca y Lasker y particularmente con Alekhine, ambos tenían al ajedrez en muy alta consideración y siempre estaban dispuestos a jugar, incluso contra jugadores bastante inferiores.

Toda esta reflexión de Donner venía motivada por el hecho de que, Larsen, sin descanso tras el zonal, fuera a jugar un torneo muy fuerte en Dallas, a doble vuelta.

Donner estaba convencido de que le iba a ir muy mal a Larsen, pero no fue así, Larsen iba primero o compartía el primer lugar hasta la novena ronda, (de 14) en que cayó con Gligoric, finalmente. compartió el tercer lugar con Szabo, a un punto de Gligoric y Reshevsky, superando a Yanofsky, Olafsson, Najdorf y Evans.

Donner quedó impresionado por el triunfo de Larsen sobre Larry Evans “el segundo gran maestro más fuerte de EE. UU. tras Reshevsky, un jugador muy experimentado y, especialmente en posiciones complicadas, reputado como invencible”.

Veamos su parte final, con comentarios de Donner:

Larry Evans – Bent Larsen, Dallas, (4) 12.1957

24...d3! 25.Te3 [Luego de 25.Txc2 dxc2 26.Tc1 Dd1+ 27.Df1 decide 27...Dxc1 28.Dxc1 Td1+.] 25...Txf2!! [”Una combinación completamente inesperada, cuya clave aparecerá pronto. Obviamente, las blancas no pueden tomar la torre por 26...Cg4+”.] 26.Ce4! [”Una ingeniosa movida defensiva. Ahora, no obstante, el verdadero objetivo de la combinación negra emerge”.] 26...Cxe4 27.Texd3 Tf1+!! “Las blancas abandonaron. Recibirán mate por un jaque de dama en f5 o c5 Si las blancas toman la torre son despachadas por un conocido mate ahogador: 28.Txf1 (o 28.Rxf1 Df5+ 29.Rg1 Dc5+) 28...Dc5+ 29.Rh1 Cf2+ 30.Rg1 Ch3+ 31.Rh1 Dg1+ 32.Txg1 Cf2++” 0–1

En la fase previa al torneo de Dallas se produjo un curioso incidente que no era extraño durante la guerra fría: El soviético David Bronstein, subcampeón mundial en 1951, estaba invitado por los organizadores norteamericanos, pero el Departamento de Estado de EE.UU. le denegó la visa, en represalia por las restricciones de viaje a los ciudadanos norteamericanos a suelo soviético. El reemplazante de Bronstein fue Evans.

GM Zenón Franco Ocampos

Ponteareas, 16 de noviembre de 2022

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.