Djokovic contra el verdugo de Federer

NUEVA YORK. Novak Djokovic está sobre aviso: si quiere acompañar en semifinales del Abierto de Estados Unidos a Rafael Nadal y Juan Martín del Potro, no puede confiarse este miércoles frente a John Millman, verdugo de Roger Federer.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/Q4ZOW73W3NCT5P6Z2YINCKDVDY.jpg

 El australiano, contra todo pronóstico, dio la sorpresa del torneo el lunes al eliminar al ganador de 20 títulos de Grand Slam y, en el último turno de jornada de hoy, buscará continuar con su particular epopeya en cuartos ante Djokovic, actual campeón de Wimbledon y del reciente Masters 1000 de Cincinnati.

“Sí, ¿por qué no (voy a ganar)? Tengo que mejorar mucho, creo que es un jugador increíble, que está en un gran momento de forma pero ¿por qué no? No sería yo si no saliera con esa convicción”, dijo Millman sobre su próximo oponente.

Djokovic no podrá bajar la guardia. Ni por su contrincante ni por las duras condiciones meteorológicas que asolan las pistas duras de Flushing Meadows en los últimos días.

PUBLICIDAD

La organización tuvo que activar por tercer día consecutivo y sexto en total su protocolo por temperaturas extremas que tanto han afectado al serbio desde el principio del torneo y que fueron uno de los motivos principales que alegó Federer para explicar su derrota.

“Era una de esas noches en las que sentía que no recibía aire. No circulaba y lo pasé mal con el clima. Sudaba y sudaba cada vez más. John lo llevó mejor, es de uno de los sitios más húmedos del mundo, como Brisbane (lugar de nacimiento de Millman)”, comentó el suizo tras la hecatombe.

En el mismo escenario, Djokovic tendrá que luchar ahora contra Millman, 55º de la ATP y en la mejor actuación de su vida en un “major”, tras sufrir los efectos del calor en partidos precedentes.

El serbio necesitó atención médica en primera ronda y, en octavos, tuvo que abandonar la pista rumbo a los vestuarios en dos ocasiones ante el portugués Joao Sousa, debido a las duras condiciones sobre el asfalto.

Millman, en cambio, no debería tener problemas de adaptación ni tampoco de presión, a tenor de lo visto frente a Federer, cuando no evidenció miedo escénico alguno.

En la penúltima instancia, el ganador de este choque se medirá al vencedor del duelo entre el croata Marin Cilic (N.7) y el japonés Kei Nishikori (N.21), que reeditan desde cuartos la final de 2014.

Nadal y Del Potro jugarán el otro encuentro, un año después de haberse visto las caras en la misma fase del torneo, con victoria entonces para el español.

Las llaves de las semifinales

En la rama femenina, la también española Carla Suárez (N.30) tratará de dar una nueva sorpresa en el US Open cuando se enfrente a la local Madison Keys (N.14) en cuartos, luego de acabar en octavos con la rusa Maria Sharapova.

Suárez, en el día de su 30 cumpleaños, demostró que está lista para los focos, pero del otro lado estará la finalista de 2017 y una de las máximas favoritas al título.

La vencedora chocará con la japonesa Naomi Osaka (N.20), que se deshizo anteriormente de la ucraniana Lesia Tsurenko por un doble 6-1.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD