Inversora de biocombustibles califica de imprecisa la crítica a su planta

La firma ECG Group, inversora de la planta de biocombustibles “Omega Green”, cuestiona las imprecisiones del informe de ambientalistas que criticaron su instalación. Hasta el momento, no se ha difundido un pronunciamiento oficial del Ministerio del Ambiente que detalle su trabajo al respecto.

El área de la planta de biocombustibles, de 484 hectáreas, es Zona Franca. Tendrá puerto  y entrada terrestre sobre la ruta  Villeta - Alberdi.
El área de la planta de biocombustibles, de 484 hectáreas, es Zona Franca. Tendrá puerto y entrada terrestre sobre la ruta Villeta - Alberdi.

Erasmo Carlos Battistella, propietario de ECB Group, cuestionó vía comunicado el informe de organizaciones no gubernamentales que advirtieron del impacto ambiental que tendría la instalación de la fábrica de biocombustiblesOmega Green” en Villeta. Se trata del informe de Heñoi, Stay Grounded, Biofuelwatch & Global Forest Coalition.

El reporte destaca que la refinería, una de las más grandes del mundo, tiene como principal objetivo crear combustible para aviones en un país con baja demanda, y que los insumos serán aceite de soja, grasas animales y aceite de pongamia.

“Las materias primas necesarias para la producción de biocombustibles destruyen ecosistemas directa e indirectamente, arrasan con la biodiversidad y tienen graves impactos negativos en la población local, especialmente campesina e indígena”, afirman organizaciones ambientalistas. Y agregan que Paraguay ya está afectado seriamente por los monocultivos de soja y maíz transgénicos, por lo que será peor agregar el de pongamia. Y todo para que la producción sea para el consumo de países de primer mundo, recalcan.

Al respecto, sin embargo, ECB Group dice que no fue requerida referente a las conclusiones de dichas organizaciones y asegura que cuenta con certificaciones internacionales que atestiguan calidad, sostenibilidad y conformidad de sus productos. En cuanto a la venta local, será según la demanda, reportó.

Sin embargo, conforme al contrato del régimen de zona franca, el 100% de la producción será para exportar, según había declarado Óscar Orué, titular del Consejo de Zona Franca, (de hecho, en este régimen se prevé bajos impuestos para atraer inversiones de gran generación de mano de obra, pero para que no haya competencia desleal, se exporta toda la producción).

¿Implicará más deforestación?

Miguel Lovera, investigador en temas de biodiversidad y cambio climático, de “Heñói” e “Iniciativa Amotocodie”, había manifestado a ABC que el funcionamiento de la fábrica implicará abrir una nueva frontera agrícola para satisfacer la demanda de materia prima, es decir, se deforestará más para la plantación de soja y maíz. Al respecto, la empresa de ECB no realizó ninguna aclaración u observación.

El Ministerio del Ambiente y Desarrollo Sostenible (Mades), en tanto, hasta el momento no ha difundido ningún pronunciamiento sobre el detalle de acciones que esté eventualmente realizando para que el proyecto “verde” no termine generando impactos negativos en nuestro país, en el ámbito ambiental.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.