Siguen sin culminar obras cloacales que contratista del MOPC abandonó

Siguen sin culminar las obras cloacales de Caacupé y Tobatí, que un contratista del MOPC abandonó, tras cobrar US$ 4,2 millones de anticipo y por “avances”. Con venia del MOPC, la firma cedió el contrato a otro grupo, pero los trabajos hasta ahora no concluyen. También debía construir en Areguá, pero esto se canceló.

Los pobladores también cuestionan la calidad de los trabajos ejecutados en Caacupé, Tobatí y San Juan. El MOPC todavía no responde sobre las consultas al respecto.
Los pobladores también cuestionan la calidad de los trabajos ejecutados en Caacupé, Tobatí y San Juan. El MOPC todavía no responde sobre las consultas al respecto.gentileza 23-01-2023

Apenas un mes después de que Arnoldo Wiens asumiera como ministro del Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC) adjudicó en noviembre de 2018 las obras cloacales de las ciudades de Areguá, Tobatí, Caacupé y San Juan Bautista (Misiones) al Consorcio Aguas del Paraguay. El mismo está integrado por las empresas brasileñas Constructora Sanches Tripoloni Ltda SA y Dp Barros Pavimentação e Construtora, representado por Jefferson de Castro.

La adjudicación fue por nada menos que G. 107.616 millones (casi US$ 14,7 millones al cambio actual) y la institución le llegó a pagar G. 30.956 millones (US$ 4,2 millones al cambio actual) en concepto de anticipo y certificaciones de obras ejecutadas.

De acuerdo con los datos, las obras ya habían arrancado en junio de 2019, pero los trabajos pararon en marzo de 2020 porque el consorcio ya no pudo continuar.

Tras esta paralización, el MOPC resolvió llegar a un acuerdo con el Consorcio Aguas del Paraguay, y a través de un convenio modificatorio, con fecha del 10 de diciembre de 2020, le autorizó a que ceda su contrato a otro grupo empresarial, que ahora está ejecutando los trabajos con mucha lentitud.

Se cedió el contrato y se canceló obras de Areguá

El contrato se traspasó al Consorcio Cuatro Ciudades, conformado por las empresas Ginsa SA y Yatytá SA, representado por Andrés Montalto Díaz. La firma argentina Ginsa SA había participado del llamado a licitación para estas obras y quedó en segundo lugar, por lo que le otorgaron el contrato.

Según se informó, los trabajos se reiniciaron el 12 de enero de 2021, en Caacupé y Tobatí y se decidió no ejecutar los trabajos en Areguá por cuestiones ambientales.

En el caso de los trabajos de Areguá se tuvo que cancelar porque una acción judicial prohibió la construcción de la planta, la que fue promovida por organizaciones ambientalistas que afirmaron que la tecnología de tratamiento que se previó no garantizaba que las aguas residuales no sigan contaminando el lago Ypacaraí.

Las obras de Caacupé y Tobatí (Cordillera) debían culminar en julio del año pasado, pero tras la prórrogas el plazo se amplió hasta diciembre último. Empero hasta ahora no concluyen.

En San Juan Bautista los trabajos culminaron, pero las instalaciones colapsaron antes de inaugurarse. En este sentido, la Empresa de Servicios Sanitarios del Paraguay SA (Essap) tuvo que destapar las tuberías de la red cloacal.

Wiens no rescindió ni recuperó anticipo

Llamativamente, la administración del exministro Wiens no rescindió el contrato con Aguas del Paraguay para poder ejecutar las pólizas del anticipo y del incumplimiento del contrato, que es lo que normalmente se hace en caso de este tipo de incumplimientos.

Justamente, un reporte de la Contraloría General de la República (CGR) sobre indicios de hecho punible contra el patrimonio, que fue remitido a la Fiscalía, reveló que el MOPC no recuperó G. 6.089 millones entregados como anticipo al Consorcio Aguas del Paraguay para la construcción de un sistema de alcantarillado en Areguá, que finalmente no se ejecutó. Para los trabajos de esta ciudad del departamento Central, el MOPC desembolsó G. 6.232 millones pero solo recuperó G. 143 millones de este monto, según la Contraloría.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.