Obras cloacales de Caacupé y Tobatí son las más retrasadas tras abandono de contratista del MOPC

En el paquete de obras cloacales para varias ciudades, las que afectan a Caacupé y Tobatí son las que más retrasos registran luego del abandono por parte de un consorcio brasileño, que cedió su contrato a otra firma. Los trabajos están más avanzados en San Juan Bautista, mientras que en Areguá ya se suspendieron las construcciones.

Los trabajos actualmente están a cargo del Consorcio Cuatro Ciudades.
Los trabajos actualmente están a cargo del Consorcio Cuatro Ciudades.

Las obras cloacales de Areguá (Central), Tobatí y Caacupé (Cordillera) y San Juan Bautista (Misiones), que fueron adjudicadas en noviembre de 2018 al Consorcio Aguas del Paraguay, integrado por las firmas brasileñas Constructora Sánchez Tripolini y Dp Barros Pavimentação e Construtora por US$ 16 millones, registran un excesivo retraso.

En las ciudades de Cordillera, los retrasos son evidentes ya que en Caacupé hay un avance de solo 21% de los trabajos, mientras Tobatí alcanza el 40% de ejecución. En el caso de San Juan Bautista (Misiones), la construcción del alcantarillado sanitario alcanzó una ejecución del 72%

El Consorcio Aguas del Paraguay cobró US$ 4,5 millones en concepto de anticipo y certificados de obras supuestamente ejecutadas, pero se esfumó sin completar los trabajos. Cedió su contrato a otra firma en noviembre de 2020 y actualmente, la ejecución de las tareas está a cargo del Consorcio Cuatro Ciudades, conformado por las empresas Ginsa SA y Yatytá SA (representado por Julio René Espínola), grupo que hasta ahora tampoco culminó las obras.

Las obras debían culminar totalmente en enero de 2020, pero eso no pasó y hoy el MOPC le otorgará otra prórroga a la “nueva” contratista, según adelantaron.

Pero esto no es todo, ya que Obras Públicas también confirmó que ya no se ejecutarán las tareas correspondientes a la ciudad de Areguá, por “problemas ambientales”. “En esta zona se tuvo una acción judicial prohibiendo la construcción de la planta, promovido por organizaciones ambientalistas porque, según las mismas, la tecnología de tratamiento no garantiza que las aguas residuales no seguirían contaminando el lago Ypacaraí”, expresó ayer a ABC Alfredo Sánchez, responsable de estas obras por el MOPC.

Insistió en que en Areguá no se construyó nada y que solo se tuvieron “movimientos iniciales de suelo” y que la acción judicial “paró toda la obra”. Asimismo, dijo que con la cancelación de los trabajos en dicha ciudad se tendrá una disminución de G. 31.000 millones del monto del contrato, pero en el portal de la Dirección Nacional de Contrataciones Públicas (DNCP) todavía no figuran estos cambios que deben oficializarse a través de una adenda.

Respecto a los retrasos, Sánchez señaló que los trabajos “están avanzando lentamente” y “con atrasos”, pero que se estarán entregando el 30 de julio de este año. En el caso de Caacupé, indicó que el motivo de las demoras es que “tuvieron modificaciones de tecnología y diseño las PTAR (planta de tratamiento) ya que el punto de descarga, aparentemente era un humedal y en un proceso coordinado con el MADES (Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible) se obtuvo la autorización, previa auditoría del estudio de impacto ambiental”.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.