“Estoy emocionado por volver”

A cuatro años de su primera presentación en Paraguay, la banda estadounidense de rock Interpol se prepara para volver, el próximo 2 de abril, al escenario del festival Asunciónico. Su baterista, Sam Fogarino, recordó aquella primera visita, destacó la gran energía del público latinoamericano y dio detalles acerca de “Marauder”, el más reciente trabajo discográfico de la banda.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/RSUHGTUQRBH5PPQ5T7GH7FGAVI.jpg

“Nunca pensé que iba a estar en Paraguay tocando mi música. Estaba maravillado de poder estar en ese lugar del mundo, tocando música, probando una comida diferente, conociendo gente y estoy muy emocionado por volver”, expresó Fogarino, desde el otro lado del teléfono, recordando aquella presentación de marzo de 2015, en la primera edición del festival.

Detalló que si bien no recuerda ningún plato en particular, lo que sí recuerda es que comió un montón y la comida era muy buena.

En agosto pasado, la banda conformada además por el vocalista y bajista Paul Banks y el guitarrista Daniel Kessler presentó “Marauder”, el sexto disco de su carrera. Al respecto, Fogarino señaló que el trabajo para este disco comenzó en el 2016 y, durante casi un año, se dedicaron a componer y ensayar las canciones antes de entrar al estudio de grabación.

PUBLICIDAD

“Parece un proceso muy largo, pero realmente valió la pena. Creo que la manera en que hicimos este disco fue muy beneficiosa para impulsar a la banda hacia nuestra segunda década”, mencionó.

En medio del proceso de grabación de este álbum, la banda realizó una gira por los 15 años de su disco debut “Turn on the bright lights”. Para el músico, esta experiencia no cambió el concepto o el contenido del álbum, pero sí la energía del trío al volver al estudio. “Generalmente cuando estamos en gira no componemos, no hacemos nada más desde el punto de vista creativo, solamente vamos a tocar y nos concentramos en eso. Pero esta vez fue sencillo porque teníamos que tocar las canciones de ‘Turn on the bright lights’ y algunos temas más”, expresó.

“Salíamos y tocábamos para la gente, era algo muy emocionante y trajimos toda esa energía al estudio. Fue algo muy divertido y benefició mucho a nuestra interpretación para el disco”, agregó.

Con un álbum tan reciente, sorprendió que la banda haya elegido lanzar en enero pasado un nuevo sencillo, “Fine Mess”.

Fogarino detalló que la canción fue compuesta bien al inicio del proceso de “Marauder” y que el tema estaba preparado para formar parte del álbum, pero finalmente no quedó. “Tenía un espíritu muy alegre, como para bailar. Tenía un aire a punk rock, pero sin llegar a serlo y contenía toda esa energía rockera. Era una canción muy interesante para la banda. No consiguió entrar al álbum, por lo que decidimos ponerla en un EP con una mezcla diferente”, detalló.

Con los pies en la tierra

Para el baterista, que en agosto pasado cumplió 50 años, es muy importante mantener los pies en la tierra, por lo que asegura que no le presta mucha atención a las reseñas que se hacen del trabajo del grupo. “Realmente no lo busco, pero tampoco tengo miedo de leerlas. Es simplemente la opinión de una persona. Mantengo la misma perspectiva, sea positiva o negativa. Si es negativa quizá haya algo de lo que nos resignemos, si estoy de acuerdo con lo que la persona sintió. Y lo mismo pasa cuando a alguien le gustó el disco”, comentó.

El músico dijo además que, a medida que pasan los años, no quiere perder de vista sus orígenes, los cuales fueron muy distintos a lo que vive ahora. “Tengo hijos y no quiero que crean que las cosas simplemente te caen de arriba. Los años que pasé antes de Interpol fueron muy duros, vengo de una familia de clase trabajadora muy humilde. Cuando era adolescente cortaba el pasto, lavaba autos y todo lo que hice fue el inicio de esto”, subrayó Fogarino, afirmando que “hay que tener la habilidad de seguir adelante sin prestar atención a los demás”.

En cuanto al proceso creativo de la banda, señaló que generalmente Kessler viene con un riff o la progresión de cuerdas y Banks siempre escribe las letras. “A partir de ahí, depende de lo que pasa cuando nos juntamos entre los tres en una habitación. Sin importar quién viene con la idea principal sabemos que va a ser una canción de Interpol, así que ponemos nuestras manos en ella”, dijo.

Para la presentación de “Marauder”, la banda eligió a la Ciudad de México como escenario de la conferencia de prensa y el videoclip de la canción “The Rover”. Al respecto, Fogarino señaló que, con los años, México se convirtió en un país muy importante para la banda. “No está muy lejos, pero tiene un sensación muy distinta a cualquier otro lugar del mundo. Usualmente una banda presenta su álbum en Nueva York, en Los Ángeles, en Londres. Así que quisimos hacer algo completamente diferente”, dijo.

Subrayó que, de alguna manera, todos en el grupo sienten un acercamiento especial hacia esta región. “Es increíble tener esta respuesta desde esta parte del mundo. No hay energía como la de Latinoamérica”, enfatizó.

“Mi percepción de Latinoamérica es que es gente muy trabajadora y sentimental, muy en contacto con sus emociones y expresiva. Y los europeos no son así, tratan de ser prudentes y parecer cool”, añadió.

Finalmente anticipó que el repertorio buscará ofrecer un equilibrado recorrido por toda la discografía de Interpol. “Estamos muy ansiosos por el show. Gracias por recibirnos por segunda vez”, concluyó el músico.

malonso@abc.com.py

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD