Mágico universo

Miles de personas disfrutaron del Universo Casuo, show circense que desembarcó en nuestro país el sábado último.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/25T23WNT4ZGYNMLG7SYMHNWIWY.jpg

En una única función en el estadio León Coundou, el espectáculo comandado por el payaso brasileño Marcos Casuo hizo reír y llorar de emoción a familias enteras.

Con una gracia y carisma que conquistó a grandes y chicos, el payaso Marcos Casuo se apoderó de la escena desde el principio. El auditorio entero, conformado por miles de personas, se rindió ante la alegría y las ocurrencias de este artista. Su refinado humor dio cuenta de que lo vulgar no es necesario para entretener.

Una banda de músicos (también vestidos de payasos) tocó en vivo, para poner música a los números que inmediatamente empezaron a sucederse, y que al terminar dejaron con la sensación de querer más. Cabe destacar que la banda se lució por sus integrantes, que resultaron ser muy buenos músicos. La voz de una soprano, que cantó durante todo el espectáculo, acompañó a cada cuadro.

PUBLICIDAD

El contorsionismo y la fuerza de una pareja fue uno de los números que dejaron impresionados a todos y desataron constantes ovaciones, pues el dúo formó diferentes figuras y demostró hasta dónde puede llegar la fuerza humana, con mucho trabajo corporal y disciplina.

No faltaron el equilibrismo y la destreza de flexibilidad en las alturas, con el uso de argollas, telas y cintas, que arrancaron más aplausos de todos.

Los trajes jugaron un rol importante, llenos de colores, brillo y bien estilizados, fueron el complemento ideal para cada cuadro; además, las luces combinaban con los diferentes momentos. Eso denotó el logrado trabajo de los técnicos que acompañan al elenco.

Además, el público en ningún momento dejó de estar involucrado en el show, pues en varios tramos Casuo invitó a pasar al escenario a quienes elegía, de entre su entretenido paseo por la platea.

Pero el Universo Casuo no fue solo entretenimiento; fue más allá de eso, pues el payaso dejó un mensaje claro de hacer lo que uno ama y pelear por los sueños, de la forma en que él se animó a tener su propia compañía. Asimismo, no dejó de mencionar que debemos cuidar el planeta porque es nuestro hogar, y a los pequeños recordó sobre la importancia de estudiar. Las risas y la emoción se entrelazaron así en un paseo por el mágico Universo Casuo.

victoria.martinez@abc.com.py

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD