“Testigo de otro mundo”: una interesante búsqueda

“Testigo de otro mundo” es la historia de Juan Pérez, un gaucho de Venado Tuerto, provincia de Santa Fe, que en su niñez dijo haber tenido un encuentro cercano del tercer tipo. Pérez quedó impactado por esta experiencia, más que nada porque nadie le creía. Fue víctima de acoso y burlas de la gente de su entorno que lo trataba de mentiroso.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/HXUMCQDI4RCE5A7EQEWTPPMALY.jpg

El gaucho fue convocado a encuentros de ufólogos –que son los que estudian los objetos voladores no identificados, ovnis– para contar su experiencia. Hay un video, en el que está contando su experiencia y se detiene abruptamente para llorar, sollozando que no lo van a creer.

Alan Stivelman, autor del documental “Humano” (disponible en Netflix) se interesó en su caso tras ver el video y se pone a investigar sobre él. Descubre a una persona que decidió vivir una vida solitaria, alejándose de las burlas que sufrió desde aquella mañana de 1978. 

Pérez se convirtió en una persona muy apegada a la naturaleza, conviviendo con sus animales. Y Stivelman decidió escucharlo. Ese es el eje de su documental “Testigo de otro mundo”: la atención que ha prestado a un hombre golpeado, tras haber experimentado un fenómeno no comprendido. Haya sido cierto o no que Juan Pérez estuvo en contacto con seres extraterrestres, lo que es evidente es que ha sido una experiencia traumática que marcó toda su vida.

PUBLICIDAD

En esta atención que brinda a Pérez, organiza un encuentro con el psiquiatra Néstor Berlanda, un interesado en culturas precolombinas e investigador de las posibilidades del ayahuasca; también logra un encuentro con el astrofísico y ufólogo Jacques Vallée, una autoridad mundial en el tema de los ovnis, quien ya había entrevistado a Juan en su niñez y, además, entrevista a sabios guaraníes de las etnias mbya guaraní y pãi tavyterã. 

Stivelman descubre que la madre de Pérez es de origen guaraní, entonces decide venir a Paraguay y hablar con líderes espirituales que aportan interpretaciones de lo desconocido desde la cosmogonía guaraní. Esto es, tal vez, lo diferente de este documental, cuyo abordaje podría ser ingenuo y superficial, pero su objetivo más bien ha sido generar preguntas más que responderlas, y prestar atención y consuelo a una persona quebrada. ¿Ha sido suficiente para que Juan Pérez supere su experiencia traumática? Usted puede ver y quitar sus propias conclusiones.

A partir de la experiencia de Juan, Stivelman plantea otras formas de ver el mundo. Desde la teoría del multiverso de Vallée hasta las comunicaciones que establece Ñanderu a través de algunas personas, según la visión guaraní. Pérez viene al Paraguay y participa en una ceremonia indígena donde recibe su nombre guaraní.

“Testigo de otro mundo” tiene un toque sensacionalista, pero sobresale más su lado humano. Su necesidad de entender fenómenos que van más allá de lo tangible. Por eso es interesante verla y generar nosotros nuestras propias preguntas y respuestas.

sferreira@abc.com.py

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD