Un frenético baile con una genia del pop

Ya es historia. Y de aquellas con letras mayúsculas, pues la vanguardista cantante estadounidense Lady Gaga completó su tour por América Latina anoche con su actuación en el Jockey Club del Paraguay. La genialidad de su propuesta hizo delirar al público.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/ZCUS6X5RJVBT3CXUBYCYFLIXAU.jpg

Vestida con una blusa transparente de color azul marino, una falda amarilla y zapatos rojos, la popular artista saludó a sus “pequeños monstruos” y firmó autógrafos. Tampoco dudó en meterse a la boca un chupetín obsequiado por uno de ellos.

La diva inclusive desfiló frente a sus fans y luego, a través de la red social de los 140 caracteres, aseguró que “fue muy divertido” compartir con sus admiradores. “Lo aprecié mucho monstruos del hotel de Paraguay. Nos vemos en el show. Prepárense”, anticipó.

La artista también expresó su emoción por llegar por primera vez al país y afirmó que enfrente al Sheraton se armó un “monster pit”, en alusión al privilegiado espacio frente al escenario.

PUBLICIDAD

Mientras esto sucedía en la zona del aeropuerto, en el hipódromo los miles de seguidores formaban pacientemente colas para ingresar a sus respectivos lugares del Personal Pop, que si bien tuvo una buena convocatoria, no estuvo a la altura de la calidad del show de la neoyorkina.

La previa con el grupo nacional Diva o la DJ Lady Starlight o la banda inglesa The Darkness, solamente servían de segundo plato. Cuando las luces se apagaron a las 21:17 luego de un amplio set de música clásica, se cae el telón y los miles de cámaras de celulares se vuelven una suerte de nube intermitente al sonido de “Highway Unicorn”. El baile empieza, con toda su fuerza, con toda su extravagancia.

Enseguida Gaga iniciará un interminable y constante saludo a Asunción y al Paraguay, manifestando su amor a un país que hace unos años jamás hubiera soñado conocer. “Born This Way” marca el parto de un ser que buscará preservar valores y los vestuarios, uno más futurista que el otro, desfilarán a un ritmo frenético lo mismo que ese castillo que se abre y muestra a los músicos en su interior o sirve de peluquería en un momento o se transforma en una carnicería en otro.

El set de temas se compone de sus clásicos como “Bloody Mary”, “Bad Romance”, “Judas”, “Just Dance” en una lista que alcanza su punto más elevado en “Hair” cuando señala a cuatro espectadores que suben a estar a su lado. En fin, Lady Gaga emocionó y brilló. Una artista excepcional. 

detone@abc.com.py

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD