Una fotogalería a cielo abierto

Con el nombre de Fulgencia Almirón, considerada la primera fotógrafa paraguaya, la Plaza de la Democracia ofrece un espacio para apreciar el arte de la fotografía a cielo abierto. Ayer fue inaugurada la exposición “Ojos del cielo”, con obras de Juan Carlos Meza, en el marco del proyecto Fotociclo.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/6PDEZUSCYVCXBMTCLXGSH5YSVU.jpg

También fue revelada una estatua de hierro realizada por Ingrid Seall en homenaje a Almirón, quien en 1864 y con tan solo 18 años habilitó un estudio fotográfico en Asunción.

“Para mí fue un desafío y, a la vez, un compromiso muy lindo porque es una artista visual. En su época una chica muy joven emprendiendo un proyecto profesional de fotografía, que en aquel momento era muy innovador”, subrayó Seall.

Detalló que para crear la escultura se basó en los pocos datos que existen de Almirón, porque paradójicamente no se tienen fotografías suyas. “Por eso pensamos hacer la silueta de una mujer joven, con la ropa de la época y una cámara. Más o menos de cómo se habría visto trabajando, sin salir del contexto de una sombra, porque nos queda solamente la sombra de donde ella estuvo y de lo que hizo”, añadió la escultora.

Sebastián Scavone Yegros, quien llevó a cabo una investigación acerca de Almirón, destacó que no se tiene precisión de cómo llegó esta joven a aprender sobre fotografía, ya que la técnica requería de muchos conocimientos y complementos. “Esperemos que se pueda avanzar, se tengan más datos y se le reivindique”, manifestó el investigador.

La exposición de Meza, que permanecerá por dos meses en la plaza, ofrece 34 fotografías aéreas de distintos puntos de Asunción. “Es una invitación para ver la ciudad de manera diferente”, dijo el fotógrafo.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.