Paraguayos usan bitcoins para realizar compras online

Bitcoin, el dinero electrónico surgido en 2009, aterrizó en nuestro país y se posiciona entre los geeks y nerds de la informática y la economía. La mayoría de los usuarios paraguayos utiliza a este revolucionario invento para comprar en portales como eBay o Amazon, aunque también lo usan en sus transacciones laborales, al recibir pagos del exterior. Ya se piensa en abrir la primera casa de cambio de la moneda en Asunción.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/CCA67RFHGRCAFBNRQNR6QLZZNM.jpg

Según datos del portal CoinDesk, hasta el mes pasado había más de 15 millones de bitcoins en circulación. Esta moneda virtual, surgida en 2009 de la mano de Satoshi Nakamoto, está revolucionando la economía del conocimiento y ya se encuentra en nuestro país.

“Bitcoin es una tecnología que comenzó siendo utilizada como moneda digital y medio de pago, pero que hoy también se utiliza para notariado de documentos o registro inviolable de datos, entre otros”, según Franco Amati, de la ONG Bitcoin Argentina, coorganizador de la Latin American Bitcoin Conference, celebrada en Buenos Aires, Río de Janeiro y México DF.

El dinero electrónico se emite automáticamente sin un emisor en concreto y a un ritmo preestablecido que no puede ser alterado. Sus primeros tenedores son las empresas que dan la infraestructura para que la red funcione (quienes procesan y auditan los pagos). Obviamente, no dispone de un banco central, como las monedas corrientes.

PUBLICIDAD

Actualmente existen algo más de 15 millones de bitcoins y cada unidad es divisible hasta en 8 decimales.

“Como moneda o medio de pago tiene características únicas, como la resistencia a censura. Esto significa que, a diferencia del sistema financiero tradicional y sin importar el origen geográfico o político de las partes intervinientes, es casi imposible que una transferencia de fondos sea impedida o modificada por terceros”, aseguró Amati.

Según el experto, esta cualidad es útil ante bloqueos comerciales, cepos bancarios, confiscaciones o deducciones en el recorrido de una transferencia.

“Otra de sus ventajas viene de la mano de los usos alternativos que brinda el denominado blockchain, necesario para su funcionamiento. Se trata de una base de datos distribuida cuya característica especial es la inmutabilidad de los datos que almacenemos en ella”, apuntó.

En cuanto a desventajas, Amati observa que la volatilidad de su precio y la desconfianza propia de lo que es novedad son sus principales limitantes.

Como bitcoin cotiza en muchas bolsas mundiales frente a las monedas tradicionales, se pueden hacer intercambios entre el peso argentino o el guaraní de Paraguay. “En Argentina tenemos al menos cuatro empresas que, comisión o spread mediante, realizan esta conversión. También muchos realizan sus intercambios P2P, entre particulares”, sostuvo.

En relación a la seguridad, Amati indicó que existen distintos monederos acorde al perfil del usuario. Antiguamente se requería de mayores conocimientos, pero hoy los monederos se simplificaron y ya hay varios que pueden ser utilizados por cualquier usuario medio.

Para el experto en el dinero electrónico todavía no se sabe si bitcoin será el futuro de las transacciones online, lo que sí es seguro que será un paso necesario para ese destino.

“El papel moneda tiene sus costos de traslado y molestias, pero también tiene una ventaja ausente en los sistemas bancarizados, su privacidad. Bitcoin vendría a dar las ventajas de no utilizar papel moneda, pero sin que ello implique resignar nuestra privacidad financiera a bancos y gobiernos”, manifestó.

Varios gobiernos ya tienen leyes para regular a esta moneda. Según Amati, en casi todos los casos fueron positivas, sobre todo en el Primer Mundo, aunque las únicas dos excepciones son Bolivia y Ecuador, que tienen legislaciones muy restrictivas.

Paraguay

Por su parte, para Nelson Cardozo, licenciado en Relaciones Internacionales y uno de los principales divulgadores de bitcoin en Paraguay, este ya registra movimientos en el país.

“Paraguay ya tiene un movimiento de la moneda. La mayoría de los usuarios aquí la utiliza para hacer transacciones y compras en sitios online (Amazon, eBay, etc.) y también es una forma en la cual muchas personas que trabajan en el sector tecnológico (desarrollo web, marketing digital, hosting, trabajos de freelancer en otros países) reciben sus honorarios”, comentó.

Cardozo resaltó que se trabaja con Argentina, que es uno de los mercados “bitcoiners” más desarrollados a nivel mundial, y Brasil, otro mercado muy grande. “Si bien el volumen que se maneja dista mucho de nuestros vecinos, ya estamos moviendo la moneda, y eso es lo que importa”, agregó.

El acceso todavía es limitado en Paraguay. “El método paraguayo de acceso es a través de las redes sociales. Uno pregunta en grupos de conocidos si alguien compra o vende bitcoin, contacta con la persona y hacen el intercambio. Otro método es el de los viajes. Personas como yo, que se mueven mucho con bitcoin, buscamos la moneda en el mercado argentino, cruzando en ciudades cercanas (Clorinda, Formosa y Resistencia). Contactamos con algún vendedor y vamos hasta allá”, expresó.

Sin embargo, puntualizó que actualmente existe un proyecto de apertura de la primera casa de cambios en Asunción, en los próximos meses, donde se pueda ofrecer el dinero electrónico a precios del mercado internacional.

Según Cardozo, desde Paraguay se pueden recibir pagos sin problemas con esta moneda.

“Si tienen un familiar en el exterior o desean cobrar por un trabajo que hicieron en el extranjero y las tasas de transferencia son altas, con bitcoin se soluciona esto. Puede pedirle que le envíe en bitcoin y la tasa que tienen que pagar es menor del 1%, generalmente hablamos de centavos americanos (1 a 5 centavos americanos), por transferencias internacionales”, afirmó.

Para Nelson bitcoin representa una buena posibilidad para enviar micropagos, opción que la banca tradicional no refleja y hasta la evita. “También pueden comprar en sitios online como Amazon, eBay o AliBaba, y tienen una ventaja más: como bitcoin no depende de ninguna entidad financiera, las compras no generan comisiones de ninguna clase, es comprar sin pagar de más por ningún producto”, añadió.

Inclusión financiera

Cardozo ve a la moneda digital como una alternativa y posicionamiento de la inclusión financiera.

“El bitcoin se asoma como una solución para aquellas personas no bancarizadas, y es ahí donde yo, como usuario de bitcoin, estoy apuntando en Paraguay a aquellas personas que jamás pudieron abrir una cuenta bancaria, que tengan ahora la oportunidad de tener una mediante bitcoin”, apuntó.

Según este entusiasta divulgador de la moneda, durante algún tiempo los críticos le desearon “lo peor” a ella, a tal punto que alrededor de 90 veces habían declarado que el bitcoin estaba muerto, pero “estamos aquí, investigando la tecnología detrás del bitcoin y el comportamiento de la moneda”.

“Actualmente, debido a la facilidad de acceder a la información sobre cómo crear criptomonedas y la transparencia que hay dentro del ambiente, existen alrededor de 150 proyectos de criptomonedas, algunas de las más conocidas son Litecoin, Dogecoin y Ethereum, que para muchos criptógrafos y desarrolladores es la evolución del bitcoin, pero eso solo el tiempo y los usuarios lo dirán”, concluyó.

equintana@abc.com.py

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD