Anatoly Karpov vs. Gary Kasparov, Sevilla 1987 (1)

El tercer match entre “las dos K” comenzó el 10 de octubre de 1987 en el Teatro Lope de Vega de Sevilla.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/OIWR7E5ASRAM5IJ7UM6ZD4PE34.jpg

Cargando...

En los meses anteriores al duelo, Kasparov debió recomponer su equipo de analistas. En su libro “Kasparov on Kasparov Part II” pasa de puntillas sobre lo acontecido en el match anterior. “Con la partida de Timoshchenko y Vladimirov solo permanecieron tres de aquellos con los que comencé la lucha, Nikitin, Shakarov y Dorfman”, dice. Cuenta que Azmaiparashvili se unió a su equipo, y con él trabajó la Apertura Inglesa, y en agosto se incorporó Dolmatov. Con ellos Kasparov estaba seguro de que sus análisis de las partidas suspendidas iban a ser superiores al del equipo de Karpov.

Kasparov admitió que el match de Sevilla fue el más difícil de los cinco, porque creía que al ganar el tercer match de 1986 había logrado “la victoria final” sobre Karpov.

Poco antes del match de Sevilla, publicó en varios idiomas su libro “Hijo del cambio”, escrito por un periodista británico, que le trajo más antipatía que admiradores.

Una de las cosas más graves es que acusaba de espía, sin pruebas, a Vladimirov. Spassky dijo a New in Chess en 1988: “Eso no es un libro, solo pude leer dos o tres páginas; eso es basura. Como campeón mundial, pagaría al menos un millón de dólares para deshacerme de una porquería como esa. Una vergüenza”.

El novelista y ajedrecista holandés Tim Krabbé sí lo leyó, y quedó harto de autoalabanzas desmesuradas y la idea de que “el mundo se tornó en una gran conspiración contra su ascenso …no solo Kasparov es el campeón del mundo más joven en la historia, es también el más infantil”, escribió en New in Chess 1987/8. De modo similar a Spassky, dice: “¡Se arrancará los pelos por esta estúpida autohagiografía cuando tenga 40!”.

Eso parece haber ocurrido al ver el último libro; posteriormente, Krabbé lamentó que el artículo fuera usado “por personas equivocadas”, cuando lo utilizó Campomanes.

Les cuento una broma que hacía hablando de algo menor: “En ese libro Kasparov habla de mí”, decía. La extrañeza de los interlocutores era palpable; se quedaban en silencio hasta que les decía: “...donde dice que a Matamoros, Agdenstein [el primer entrenador de Carlsen], a mí y a los otros ganadores de medallas en Lucerna 1982 cualquiera del equipo soviético nos podría dar simultáneas”, y ahí llegaban las risas.

Ya que estamos, les cuento algo similar. En algunas clases mostraba una partida modélica de parte blanca, un juego posicional exquisito en que se puede apreciar la maestría de quien jugaba con blancas; todos aprendían y quedaban satisfechos. Casi como despedida, les decía con aire triunfador: “Esta partida es mía”, despertando una admiración creciente, pero antes de que sufrieran el síndrome de Stendhal ante la belleza de mi juego, les decía: “Yo jugaba con negras”, y otra vez brotaban las risas.

Volvamos a Sevilla 1987. Muy pronto Kasparov vio que no iba a ser una tarea fácil y que su sistema nervioso no estaba adaptado para una intensa lucha.

Kasparov perdió con blancas en la 2ª partida, para en la 4ª devolver el golpe; “la 5ª partida fue extremadamente tensa y nerviosa”, comentó Kasparov: no pudo responder bien ante una novedad, cayó en apuro de tiempo y perdió.

“Mi estado de shock tras esta trágica partida fue aún más fuerte que tras la 2ª”, señaló, a pesar de haber superado a Karpov en el medio juego. “Al pensar solo en ganar, sobrepasé los límites y omití las tablas, muestra de que no estaba listo para una lucha ultratensa”, Karpov ganaba 3 a 2.

Tras el empate en la 6ª partida, Kasparov quedó mal en la 7ª. “Tras una grandiosa batalla de dos días, con dificultad logré tablas en la 80ª jugada”, comentó complacido.

Vino una difícil pero bonita victoria en la 8ª partida (considerada la mejor del Informador 44), cuyo remate en la reanudación provocó una gran ovación entre los espectadores, Kasparov niveló el marcador, 4 a 4.

Luego de dos tablas más, Karpov logró ventaja en la 11ª partida, pero en la 35ª jugada cometió un grave error, que le costó la partida; la TV mostró las muecas de Kasparov tras la jugada perdedora de Karpov; sin embargo, tras esa partida Karpov tomó la iniciativa y ganó la 16ª partida, siguieron seis tablas y se llegó a 11 a 11 a falta de dos partidas, el empate permitía a Kasparov retener el título, por lo que Karpov estaba casi obligado a intentar ganar la penúltima, en la que tenía blancas.

Karpov quedó mejor, pero era muy complicado; la partida se suspendió, y en la reanudación ambos cayeron en apuro de tiempo. Pude ver la definición en directo jugando un torneo en las Islas Canarias, porque se transmitía por televisión, todos los espectadores estábamos subyugados por la intensa batalla, sin saber bien qué pasaba.

Según los análisis, con buen juego de ambos, habría terminado en tablas, pero en un momento Kasparov, según sus palabras, perdió “por completo el control de la posición”. “Después de una defensa larga y tenaz, sufrí una de las mayores alucinaciones de mi carrera... casi al apretar el reloj vi la simple refutación de mi jugada”. Fue en la jugada 50; esa vez el ovacionado fue Karpov.

La secuencia final puede verse en: http://www.youtube.com/watch?v=nMLww24135E “Todo está perdido”, dijo un destrozado Kasparov al dejar el escenario, Karpov pasó a ganar 12 a 11 a falta de una partida; con las tablas recuperaba el título.

Veamos esa partida basada en comentarios extractados de Kasparov, que van entre comillas.

Anatoly Karpov - Gary Kasparov
Apertura Inglesa [A34], Campeonato del Mundo Sevilla (23), 16.12.1987
1.c4 c5 2.Cf3 Cf6 3.Cc3 d5 4.cxd5 Cxd5 5.d4 Cxc3 6.bxc3 g6 7.e3 Ag7 8.Ad3 0–0 9.0–0 Dc7 10.Tb1 [Lo más usual es 10.De2 seguido de Td1.] 10...b6 11.De2 Td8 12.Ae4 Aa6 13.c4 Cc6 [“Por supuesto no 13...cxd4? 14.Axa8 Axc4 15.Dc2 d3 16.Da4” (Karpov).] 14.d5 f5 [“No es una jugada mala”. La compleja 14...Cb4!? también resiste los análisis, por ej.: 15.Td1 (15.d6 Dxd6! 16.Axa8 Txa8 17.Ab2 e5, “con plena compensación por la calidad”.) 15...Dd7!, rumbo a a4 o g4, 16.Cg5 h6 17.a3 Cc6! y las negras tienen una posición “cómoda”.] 15.Ad3 e5 16.e4 [“La jugada ...e4 no se puede permitir: 16.Cg5?! e4 y si 17.Ac2 Txd5!, o 16.dxc6?! e4 17.Axe4 fxe4 18.Cd2 (peor es 18.Cg5 De7!) 18...Dxc6, etc.”.] 16...Cd4 17.Cxd4 cxd4 [Los dos bandos lograron peones pasados, para intentar valorizarlos comienza una intensa fase de maniobras.] 18.Ag5 Tf8?! [“Una impulsiva e inexplicable decisión...”. Ahora la torre evita que el Ag7 ocupe la diagonal a3–f8. Lo correcto era 18...Te8! Kasparov recordó su partida con Petrosian (Moscú 1981), que tenía una estructura similar y el mismo material, Kasparov, con blancas, perdió, pero esperaba aprovechar esa experiencia. “Sin embargo la nerviosa réplica 18...Tf8 arruinó la idea”.] 19.Tfc1 Tac8?! [“Defiende contra c5, pero le quita la casilla al alfil de a6 y en esencia pierde un tiempo”. Era mejor la inmediata 19...Tf7!? o hasta 19...f4!? y no da ventaja 20.c5 (Karpov hubiera jugado 20.f3) 20...Axd3 21.Dxd3 bxc5 22.Dc4 (22.Da6 Dc8 “no es claro”), 22...h6 23.d6+ Df7 24.Ae7 Dxc4 25.Txc4 Tfb8! 26.Tbc1 Rf7 27.Txc5 Re6, “y las negras resisten”.] 20.Ad2 Tf7 21.a4 fxe4 [“Al coste de algunas concesiones (¡la casilla e4!) las negras abren un segundo frente” (Taimanov). 21...Af8? 22.exf5 gxf5 23.Axf5 Txf5 24.Dg4+ era malo. A 21...f4?! sigue 22.a5! Af8 23.Ta1 Ab7 24.a6! Aa8 25.Dg4 Rg7 26.Ae2 “El blanco tiene una posición aplastante: con su alfil en a8 el negro tiene prácticamente una pieza de menos, y la apertura de la posición en el ala rey sería ruinosa para él”.] 22.Dxe4 Tcf8 23.f3 Ac8 24.a5 Af5 25.De2 Te8 26.Ae4 Af8 27.Dd3 [“El blanco ha reagrupado sus fuerzas y bloqueado el centro, ahora está listo para acudir al ala dama” (Karpov).] 27...Ac5 [Kasparov da una opinión algo diferente: “Finalmente, el negro también se ha reagrupado y consolidado. Pero su situación se ha deteriorado: El blanco cambió su ‘estúpido’ alfil de d3 a e4, tarde o temprano el negro deberá cambiarlo y se quedará con un alfil ‘malo’, mientras haya piezas pesadas ese defecto es relativo. Además ahora también hay un defecto en la posición blanca: el peón pasado de d4 está bloqueado por la dama, que no es la mejor pieza para este rol. Resumiendo, la posición negra, aunque pasiva, es sólida”.] 28.Ta1 Dd7 29.Te1 Dc8 30.Rh1 Tc7 31.Tab1 [El apuro de tiempo mutuo comenzó a provocar imprecisiones.] 31...Rg7 32.Tec1?! Axe4 33.fxe4 Tf7 34.Dg3 [Controla g4 y presiona e5.] 34...bxa5? [Era mejor 34...Dc7!, manteniendo la estructura.] 35.Axa5 Tf4 36.Te1! Da6 37.Ad2 Tf7 38.Dd3 Tef8 39.h3 Tf2 40.Ta1 Df6 [Y la partida fue suspendida.] 41.Tg1? [Esta fue la jugada sellada, curiosamente Kasparov estaba seguro de que había sido la elección de Karpov. Lo más fuerte era directamente 41.Teb1!, castigando 34...bxa5, la posición es todavía compleja, una clave es que perdería entonces 41...Txg2? 42.Rxg2 Df2+ 43.Rh1 Tf3 por 44.Tf1 (Karpov)] 41...h5! [“Un tiempo muy importante”.] 42.Ta5 [“Ahora 42.Tgb1 h4 lleva a la creación de redes de mate, por ej. 43.Ae1? no se puede por 43...Tf1+ 44.Rh2 Df4+.] 42...De7 43.Tb1 h4! 44.Ta6 T8f7 [Siguiendo todavía los análisis, se prepara ...Df8.] 45.Tc6 Df8 [Kasparov no encuentra explicación a haber pensado 23 minutos esta jugada.] 46.Tg1 Ae7 47.Te6 Rh7! 48.Ae1 Tf1 [Las siguientes jugadas fueron realizadas con gran rapidez.] 49.Ad2 Ac5?! [A 49...T1f2 Kasparov temía 50.Txe5 si bien los análisis demostraron que tras 50...Ad6 51.Th5+ (no 51.Te6? T7f3!) 51...gxh5 52.e5+ Rg8 53.exd6 Dxd6 54.Dxd4 Df6 las negras no están peor.] 50.Tc6

[Karpov era consciente de que las tablas eran el resultado más probable, pero seguía manteniendo la tensión.] 50...T7f3?? [El error decisivo, creyendo que ganaba, Nikitin le recordó después que lo analizado era 50...Ab4! y los análisis muestran que las negras están bien.] 51.gxf3 Txf3 52.Tc7+ Rh8 53.Ah6! [La espectacular refutación, olvidada por Kasparov.] 53...Txd3 54.Axf8 Txh3+ 55.Rg2 Tg3+ 56.Rh2 Txg1 57.Axc5 d3 Kasparov abandonó sin esperar respuesta, tras 58.Ae3 los dos peones blancos deciden.

1–0

Problema Nº 490

Solución del problema Nº 489
Blancas: Rc1, Td2, Tg5, Af1, Cd6, a3, b2, c2, e4, f3, h3 (11)
Negras: Rh8, Te7, Ta8, Cb8, Cg8, a7, b7, c6, f7, g6, h7 (11)
Juegan las blancas
El ruso Alexander Motylev (2.656), de 34 años, logró una convincente victoria en el 15º Campeonato de Europa Individual Absoluto se disputó en Ereván, Armenia, del 2 al 14 de marzo, logró 9 puntos sobre 11 con una rating performance de 2.872 puntos, y subió casi 30 puntos de Elo.
Excelente fue el segundo puesto del joven de 18 años español David Antón Guijarro (2.559, 99º del ranking inicial); el subcampeonato europeo es el mejor resultado de un ajedrecista español en varios años, con sus 2.775 de rendimiento ganó 32,5 puntos de Elo; por su juventud y talento es una gran esperanza del deporte español.
Antón logró 8 puntos y superó por mejor desempate a Vladimir Fedoseev (RUS, 2.641), Dragan Solak (TUR, 2.610), Pavel Eljanov (UKR, 2.723), Constantin Lupulescu (ROU, 2.643), David Navara (CZE, 2.700), Ivan Saric (CRO, 2.661) e Igor Lysyj (RUS, 2.655). Los 23 primeros de los 257 participantes (alrededor de 120 GM) se clasificaron para la Copa del Mundo. La web oficial es: http://www.eicc2014.am/
Las blancas ganan con rapidez, es la parte final de una secuencia donde las blancas vieron “una jugada más”.
24.Te5! [No es posible terminar el desarrollo sin grandes pérdidas materiales.] 24...Tc7 [A 24...Txe5 25.Cxf7+ Rg7 26.Cxe5 seguido de Td8 es decisivo.] 25.Te8 b5 26.Cf5 A 26...gxf5 lo más preciso es. 27.Tg2. 1–0
Motylev, A (2.656) - Riazantsev, A (2.689), Ereván (6), 08.03.2014

Enlance copiado
Content ...
Cargando ...