Botvinnik vs. Tal (m/7) Moscú 1961

Cargando...

A finales de los años 50 la irrupción fulgurante de Mikhail Nekhemyevich Tal sorprendió al mundo del ajedrez con una serie de espectaculares victorias en torneos.  

Su estilo es el más brillante de toda la historia del ajedrez, su disposición a asumir riesgos y sacrificios materiales provoca la misma fascinación hoy que hace 50 años, y se puede decir que cambió la concepción del juego, lo enriqueció.  

Según Kasparov, Tal "no calculaba largas variantes, sino que ¡las veía!".   

En 1960, tras haber recuperado el título mundial, Botvinnik, que seguía teniendo la Ingeniería como actividad principal, tuvo que enfrentarse, con 48 años, a este formidable oponente, de 23 años.   

Tal jugó su primera olimpiada en Múnich 1958, donde, como 5º tablero, logró el mejor resultado de toda la olimpiada, con 13 ½ de 15 puntos.   

Allí se encontró por primera vez con Botvinnik, quien le preguntó en una de las rondas ¿por qué sacrificaste el peón?" y Tal respondió: "Es mi forma de jugar"; eran casi lo opuesto, si Botvinnik representaba la parte científica del ajedrez, Tal era más un símbolo de la parte lúdica.   

El duelo de 1960 fue un triunfo absoluto para Tal, quien tomó la delantera ya desde la primera partida, y creó obras de arte combinatorias, muy complejas, como la 6ª partida, y posicionales, como la 19ª, considerada por Tal como su mejor partida.  

Tal se impuso por 12 ½ a 8 ½, y pareció que la época de Botvinnik era ya el pasado.   

Botvinnik tenía derecho al match revancha (en 1963 ese derecho se abolió), ¿lo jugaría? Ir a una derrota segura no es algo apetecible para nadie.   

Cuando iba perdiendo por "-3", Botvinnik le preguntó a su secundante, Goldberg, si debía disputar el match-revancha, este mostró sus dudas gesticulando, todo el mundo estaba deslumbrado, lógicamente, por las hazañas del joven Tal. "Entonces me di cuenta - comentó Botvinnik - ¡que debía jugar el match-revancha!" y ya antes de ceder el título estaba diseñando la estrategia del nuevo duelo a disputarse un año después.   

¿Era un desafío absurdo? No para ese prodigio de energía que era Botvinnik, quien comentó "analizando el encuentro bajo un enfoque creativo, nuestro match también proporcionó abundante material para advertir las debilidades del joven campeón… Tal se esforzaba por agudizar el juego. Incluso cuando no estaba en el espíritu de la posición, Tal buscaba el juego abierto. Era capaz de lanzarse a posiciones desfavorables solo para lograr buen juego de piezas y explotar su insuperable habilidad para calcular variantes, así como… el apuro de tiempo de su rival".   

Botvinnik admitió que esa forma de jugar le aseguraba logros prácticos a Tal, pero a costa de perjudicar su estilo, basándolo más en lo táctico que en lo estratégico.   

¿Es exagerado? En todo caso Botvinnik añade: "en el match revancha pude demostrar que los defectos creativos del joven letón eran más significativos que su colosal capacidad de cálculo…".   

La preparación consistió en varias fases, en primer lugar debía aprender de Tal y convertirse "en un buen y agudo jugador práctico" y en preparar aperturas y planes de medio juego relacionados con ellas, en los que el juego fuera de naturaleza cerrada, con el tablero dividido en sectores y las piezas con escasa movilidad…" para que la superioridad táctica de Tal no fuera relevante. También trató de luchar contra la fatiga de la quinta hora de juego tomando café en el momento preciso.  

Otro factor importante para el resultado del segundo match fue que Tal empezó a tener problemas de salud, pero en vez de posponer el comienzo, estaba tan seguro de su victoria, que consintió en jugar según la fecha acordada.   

En la primera partida Tal consiguió buen juego con las negras, para ser superado en un final igualado, el match se empató por única vez en la segunda partida, a lo que siguió otra victoria de Botvinnik, las partidas 4 a 6 terminaron en tablas pero en dos de ellas Tal se salvó agónicamente de la derrota.  

Botvinnik, que había ido sin ayudantes al match, algo extraño entonces, e inconcebible ahora, jugó de modo incisivo, sin conceder tregua, en la séptima partida. Es la partida que recordaremos hoy, Botvinnik logró una victoria de gran valor. "¡Por primera vez en mi vida fui noqueado en plena apertura!", comentó Tal. Botvinnik señaló que, por el carácter del juego, parecía que era Tal el que jugaba con blancas, mientras que a Kasparov el juego blanco le recordó a Alekhine.   

El match estaba 4 ½ a 2 ½ pero Tal seguía convencido de que conservaría el título, y tras ganar la 8ª partida en buen estilo aseguró a sus amigos que todo estaba en orden, y que su juego volvía a la normalidad.   

Ahí su salud volvió a debilitarlo y tuvo que aplazar la 9ª partida, que perdió tras una tenaz resistencia en 73 jugadas, volvió a perder la décima, con las blancas y en la undécima jugó la Defensa Eslava donde Botvinnik lo superó completamente.   

Tras 3 victorias consecutivas y 7 ½ a 3 ½ el resultado ya parecía decidido, más aún tras la 15ª partida cuando Botvinnik se puso ¡10 a 5!, y aunque aún tuvo que batallar, ante la incredulidad general, Botvinnik recuperó su título por un marcador aún mayor que cuando lo perdió, ganó por 13 a 8.   

Recordemos, basado en comentarios de Botvinnik, la séptima partida del match.   

Mikhail Botvinnik - Mikhail Tal   

Defensa Nimzoindia [E24], Campeonato del Mundo Moscú (7), 29.03.1961   

1.c4 Cf6 2.Cc3 e6 3.d4 Ab4 4.a3 Axc3+ 5.bxc3 b6 6.f3 Aa6 7.e4 d5 ["Esta jugada se puede valorar como un error posicional, ya que permite a las blancas del peón débil c4", comentó Botvinnik, y añadió que sabía que 7...Cc6 daba buen juego a las negras tras 8.Ad3 Ca5 9.De2 d6! seguido de...Dd7 y...Da4. No perdió la oportunidad de hacer otro juicio severo: "Da la impresión de que, desde el punto de vista de la preparación de la apertura, mi adversario no supo aprovechar los diez meses que transcurrieron desde nuestro match anterior"] 8.cxd5 Axf1 9.Rxf1 exd5 10.Ag5! [Una idea de Botvinnik, superior a lo conocido 10.e5 Cg8 11.Ce2 Dd7, seguido de...Cc6 y enroque largo] 10...h6 [10...dxe4?! 11.fxe4 daría a las blancas supremacía en el centro y un cómodo desarrollo de las piezas por la casilla f3, indicó Botvinnik. Kasparov cree que esto era preferible, aún con la perspectiva de un final inferior tras 11...h6 12.Axf6 Dxf6+ 13.Df3, etc.] 11.Da4+! [Tal buscaba complicar el juego tras 11.Axf6 Dxf6 12.exd5 0–0, con buen juego de piezas. Pero Botvinnik no quería dar la iniciativa a Tal, quien quedó impresionado por la rapidez de Botvinnik en decidirse por sus dos últimas jugadas, lo que indicaba una preparación muy buena, pues no podía esperar que Tal jugase esta línea, y no obstante, la tenía muy bien analizada.] 11...c6?! [El final tras 11...Dd7 12.Dxd7+ Cbxd7 13.Axf6 (o 13.Ah4 dxe4 14.Te1) 13...Cxf6 14.e5 daría a las blancas una ventaja evidente, en opinión de Botvinnik. Nuevamente Kasparov cree que esto era mejor.] 12.Ah4 [El alfil se conserva pues tras 11...c6 las negras ya no disponen de la maniobra Cc6-a5, ocupando c4. Otra vez no 12.Axf6 Dxf6 13.exd5 0–0 etc.] 12...dxe4?! [Censurada por Botvinnik, pues abrir el centro facilita el desarrollo de la iniciativa blanca.] 13.Te1 g5 14.Af2! [No 14.Ag3?! pues 14...Dd5 sería una réplica razonable.] 14...De7 [Ahora a 14...Dd5? sigue 15.c4! pues el peón de d4 está defendido. 15...De6 16.Dc2 seguido de fxe4.(no directamente 16.fxe4?! por 16...Cxe4 17.Dc2 f5 18.g4 Rd8! 19.gxf5 Dxc4+! 20.Dxc4 Cd2+ etc.) ] 15.Ce2! [ Rumbo a g3 y f5. Botvinnik no jugó 15.fxe4?! debido a 15...Cxe4 16.Dc2 f5 17.g4 Cd7 18.gxf5 Cdf6 etc.] 15...b5 16.Dc2 Dxa3 [A 16...e3 seguía 17.Axe3 0–0 18.Cg3 Cd5 19.Ac1, con gran ventaja posicional. Tal trata de complicar el juego con la captura en a3, pero Botvinnik no se mostrará inferior en la fase de las complicaciones.] 17.h4! [La torre busca una manera económica de entrar en juego "una jugada de concepto amplio, es decir a la manera de los campeones" (Kasparov)] 17...gxh4?! [A 17...g4 sigue 18.fxe4 y la casilla g4 queda inaccesible al caballo negro. 17...Tg8 18.hxg5 hxg5 era lo preferible, según Botvinnik.] 18.Axh4 [La irrupción del alfil es difícil de contrarrestar por las negras.] 18...Cbd7 19.Cg3 0–0–0 20.Cxe4 ["El rey tampoco encuentra la tranquilidad en el flanco dama y las pérdidas materiales son inevitables" (Botvinnik)] 20...The8 [Es peor 20...Tde8? 21.Cxf6 Txe1+ (o bien 21...Cxf6 22.Axf6 Txe1+ 23.Rxe1 Da1+ 24.Rf2 etc.) 22.Rxe1 Da1+ 23.Dd1 Dxc3+ 24.Rf2 con ventaja decisiva. Tras 20...Cxe4 21.Dxe4 la doble amenaza a la torre y 22.Dxc6+ es decisiva]   

21.Rf2! [Mejor que la apresurada 21.Cxf6?! Txe1+ 22.Rxe1 Da1+ 23.Dd1 Dxc3+ 24.Rf1 Ce5 con complicaciones. "Es más importante mantener la iniciativa", señaló Botvinnik. La computadora sugiere la poco natural 21.Th3 que también es efectiva.] 21…Cxe4+ 22.fxe4 f6 23.Ta1! [Iniciando un ataque decisivo.] 23…De7 [Sería similar 23…Df8 24.Txa7 Cb6 25.Da2 Ca4 26.Ag3 etc.] 24.Txa7 Dxe4 25.Dxe4 ["El cambio de damas no debilita el ataque blanco" señaló el vencedor.] 25…Txe4 26.Ta8+ Cb8 [A 26…Rc7 gana 27.Ag3+] 27.Ag3 Rb7 28.Tha1 [Con la amenaza de mate en 2 jugadas 29.Ta7+ Rb6 30.Ac7++] 28…Tc8 29.T8a7+ Rb6 30.Axb8 [Renovando la amenaza de mate, y quedándose con pieza de más.] 30…b4 31.Ad6 bxc3 32.Ac5+ Rb5 33.T1a4!

1–0

Problema Nº 272

Solución del Problema Nº 271   
Blancas: Rg5, d4, a4 (3)   
Negras: Rb7, a6, a5, d5 (4)   
Juegan las Blancas.   
Botvinnik incursionó en el mundo de los estudios, eran en parte derivados de sus propias partidas. En la posición de problema las blancas tienen un peón de menos, pero un rey más activo, lo que es decisivo; no obstante, la victoria no es simple.   
1.Rf5! [La oposición es uno de los temas fundamentales del estudio, no era suficiente, como veremos, 1.Rf6? por 1...Rb6!] 1...Rb6 2.Rf6!! [Rumbo... ¡al flanco dama! Era posible ganar ya el peón de d5, pero, asombrosamente no la partida, con 2.Re5 Rc6 3.Re6 Rc7! 4.Rxd5 Rd7 5.Rc5 Rc7 y por el peón de a6 no es posible la ganadora 6.Rb5 6.d5 Rd7 7.d6 (o bien 7.Rb6 Rd6 8.Rxa5 Rxd5 9.Rxa6 Rc6 y tablas), 7...Rd8 8.Rc6 Rc8 9.Rb6 Rd7 10.Rxa6 Rxd6 11.Rxa5 Rc7 etc., y nuevamente tablas.] 2...Rb7 3.Rf7 Rb8 [A 3...Rb6 gana 4.Re8 Rc6 5.Rd8 como en la variante principal.] 4.Re6 Rc7 5.Re7! Rc6 [A 5...Rc8 gana la precisa maniobra 6.Rd6 Rd8 7.Rc6! rumbo a los peones de a6 y a5.] 6.Rd8 Rd6 7.Rc8 Rc6 8.Rb8 Rb6 9.Ra8! Y las negras no tienen la casilla a6 para mantener la oposición, con lo que caen los peones de a6 y a5, con fácil victoria.   
Botvinnik, 1939.
Enlance copiado
Content ...
Cargando ...