Cayó invicto albiverde

Luqueño venció a Rubio Ñu 2 a 1 en “La Arboleda”. A los 8’ Marín abrió el marcador. Aumentó a los 45’ Arévalos. El descuento ñuense fue gol en contra de Aldama.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/OVWCP4AJKZAXZLUE3AFUVQZ6XM.jpg

Luqueño dejó sin invicto a Rubio Ñu, al visitar “La Arboleda” y triunfar por dos a uno. Un craso error del arquero ñuense Tobías Vargas, al sacar mal la pelota desde su área, posibilitó a Vladimir Marían abrir el marcador a los 8 minutos.

El gol tempranero asentó a Luqueño, que supo manejar los hilos del partido, controlando a un equipo de Rubio Ñu que esta vez careció de ideas y de profundidad en ataque.

En el último minuto de la primera etapa, Luqueño asestó un nuevo golpe al marco albiverde. De nuevo Marín fue protagonista y esta vez le sirvió el pase a Gerardo Arévalos, quien ingresó al área y remató a la red dejando prácticamente definido el partido.

PUBLICIDAD

En los primeros minutos del segundo tiempo, en una confusa decisión del árbitro Galeano, el defensor auriazul Trombetta fue expulsado por doble amonestación, luego de elevar la pelota y dársela de cabeza a su arquero. Rubio Ñu logró el descuento en un centro de Ramírez, que Aldama desvió hacia su arco.

Trombetta y su expulsión

El defensor de Sportivo Luqueño, Cristian Trombetta, se refirió a su expulsión a los 6’ del segundo tiempo, cuando Luqueño ganaba por dos a cero.

El mismo había levantado la pelota y de cabeza le entregó a su arquero, lo que fue interpretado por el árbitro, Marcos Galeano, como burlar la regla de juego.

“Si la regla dice que eso se debe cobrar, bien, pero el árbitro no debió mostrarme por segunda vez la tarjeta amarilla”, indicó el jugador y añadió: “Yo no le dije nada, así que no fue por protestar ni nada de eso”.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD