Dudan de secuestro

MÉXICO (ANSA). El rapto de futbolista mexicano Alan Pulido desató cada vez más sospechas de que habría sido un montaje en vísperas de las elecciones del domingo e incluso un dirigente lo vinculó con el candidato favorito de la oposición a gobernador del estado de Tamaulipas.

Horas después de la liberación el lunes de Pulido, que juega en el Olympiakos de Grecia, Ismael Quintanilla, el fiscal de Tamaulipas señaló que se necesitaría de un “gran elenco de actores” para simular el rapto. Sin embargo, quedan muchas preguntas por responder en torno al caso, pues la fiscalía insiste en que fue “rescatado” mientras que la narrativa de los hechos demuestra que Pulido, de 25 años, logró forcejear y golpear a quien lo vigilaba en una casa de seguridad en Ciudad Victoria.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD