Oxígeno para los franqueños

PRESIDENTE FRANCO (Gustavo Benítez, corresponsal). Cerro Porteño de Pdte. Franco ratificó ayer su paternidad sobre Carapeguá al vencerlo 2-0.

El “Potro” escondió el balón al rival en los primeros minutos a base de toques rápidos y precisos. El local se desbibujó tácticamente, le costó la recuperación del balón. Un tiro libre de Lugo se estrelló en el travesaño, cuyo rebote cayó en la humanidad de golero Espínola. Fue lo mejor de la visita, que perdió gradualmente protagonismo, porque el fronterizo encontró a López cierta tranquilidad para la administración del esférico.

López, autor de un golazo ante Cerro Porteño la fecha pasada, recibió la asistencia de Villalba dentro del área y definió al palo izquierdo para el primer gol. Esa anotación inyectó gran dosis de paciencia al equipo de Rivera; sin embargo, careció de puntería para ampliar el marcador. Velázquez se perdió una chance de gol frente a la portería.

Carapeguá manejó la pelota, pero no tuvo peso ofensivo. “Piojo” Ayala mostró mucha voluntad y Lugo jugó muy retrasado. Estos factores facilitaron la tarea de la vacilante línea defensiva cerrista y hasta del propio golero Espínola.

PUBLICIDAD

El partido no tuvo el brillo que se esperaba, por tratarse de dos rivales necesitados. Javier Duarte desequilibró en ataque y “Pinocho” con otro gol sentenció al adversario, al que el cuadro paranaense siempre ganó desde que ambos están en Primera.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD