Rudolf Charousek

Cargando...

Nigel Short escribió en 1992: "Ocasionalmente, el mundo del ajedrez es despojado de un jugador con un enorme potencial a causa de una muerte prematura. Uno de esos hombres fue Rudolf Charousek [Praga, 19 de setiembre de 1873 - Budapest, 18 de abril de 1900], de Hungría, que deslumbró por un breve tiempo a fines del siglo pasado".   

Según se cuenta en "Chess Comet Rudolf Charousek", de Victor Charuchin (Schachfirma Fruth, 1996), en las navidades de 1888 le regalaron un juego de ajedrez, tenía 13 años y ya jugaba bastante bien, pero su pasión por el ajedrez le llegó a los 14 años.   

En un lapso de tres años superó a su maestro Dezso Papp, a su rival el compositor Jeno Papp (hijo de Dezso), y a todos los ajedrecistas de su ciudad, Miskolc; su visión táctica era notable.   

Su familia decidió que debía ser abogado y fue inscrito en la Academia de Leyes de Kosice, aunque nunca fue un buen estudiante.   

Pero la abogacía lo ayudó en su ajedrez, tuvo suerte de que los mejores ajedrecistas de Kosice eran abogados, profesores o estudiantes de la academia, y se reunían con frecuencia para jugar, principalmente en los cafés de la ciudad.   

En el verano de 1891 Charousek se dedicó seriamente al estudio de la teoría de aperturas, le interesaron mucho el Gambito de Rey, el Gambito Evans y el Gambito de Dama; en cambio, consideraba que la Defensa Francesa era "una defensa cobarde".   

En 1893, consiguió un trabajo modesto, y en lo que más le importaba, ya superaba a los mejores ajedrecistas de Kosice. Ese año empezó a visitar Budapest, especialmente el club de ajedrez. Ya desde el comienzo batía en partidas rápidas a los mejores jugadores del club; allí coincidió con Geza Maroczy, que también estudiaba leyes.   

A fin de 1893 venció por 2½ a 1½ al mejor jugador húngaro de entonces, Gyula Makovetz; luego de ese encuentro, Charousek volvió a Kosice y, aun siendo estudiante, trabajó en un estudio de abogados, con poco tiempo para dedicar al ajedrez   

A mediados de 1895 viajó a Budapest y derrotó a Maroczy por 2 a 1, y a fin de año se enfrentaron otra vez, esta vez Maroczy venció con claridad, 6 a 2 y 6 tablas, pero Charousek no se sintió desilusionado, reconoció la superioridad de su rival.   

A pesar del resultado, el juego de Charousek impresionó a Maroczy y se hicieron amigos; los progresos de Charousek continuaron, venció al húngaro Victor Exner en dos matches, uno por 4 a 1 y otro por 7½ a 2½, pero necesitaba jugar torneos.   

En julio y agosto de 1896 se organizó en Núremberg, ciudad de Siegbert Tarrasch, un torneo con la presencia de los mejores ajedrecistas del mundo, Pillsbury y Steinitz de Estados Unidos, Chigorin de Rusia, Burn y Blackburne de Inglaterra, el campeón mundial Lasker y Tarrasch de Alemania, Maroczy y Schlechter de Austria-Hungría, etc.   

A pesar de los esfuerzos de Maroczy, Charousek no fue invitado, quedó como suplente, pero ante la ausencia del inglés Bird, pudo jugar, no sin antes pasar por complicaciones para poder viajar y pagar su estadía en Núremberg.   

Su debut fue aceptable, terminó 12º, participaron 18 maestros, en la última ronda venció al campeón mundial y vencedor del torneo, Emanuel Lasker, este quedó impresionado, y dijo: "Alguna vez jugaré un match por el campeonato del mundo con este hombre".   

Tras la competencia Charousek volvió a sus obligaciones habituales pero pronto tuvo otra grata sorpresa, en Budapest se iba a disputar otro torneo para conmemorar el milenio de Budapest, (en 896 los magiares se establecieron en el territorio que es actualmente Hungría).   

Jugaron Chigorin, Tarrasch, Pillsbury, Janowsky, Schlechter, etc.; tras una tensa lucha el torneo terminó con la victoria compartida de Charousek y Chigorin, que venció en el desempate.   

Mikhail Chigorin comentó: "Un nuevo Morphy vendrá para derrotarnos a todos. ¿Es Charousek? Es muy probable. Es joven, enérgico y está en buena forma física ...".   

El éxito en Budapest le trajo una gran popularidad, era visto como un campeón mundial en potencia, y ya no le era posible compaginar sus estudios con su carrera ajedrecística; tras una agria discusión con su familia, decidió abandonar los estudios.   

El 13 de setiembre de 1897 dio comienzo en Berlín un fuerte torneo para conmemorar el 70º aniversario del Berlín Chess Union, Charousek comenzó muy mal, mejoró algo hasta llegar a tener 5½ sobre 10, pero estaba lejos de los primeros puestos, entonces ganó 5 partidas seguidas, a Alapin, Albin, Cohn, Janowsky y Schiffers para ponerse a sólo medio punto del líder Janowsky, y culminó con otras 4 victorias, ¡9 de 9 en total!, y se impuso en uno de los torneos más fuertes disputados hasta ese momento.   

Esta victoria fue el punto culminante de su carrera, y se esperaba con gran expectación su participación en mayo de 1898 en Viena en un torneo para conmemorar los 50 años de reinado del emperador Franz-Joseph, donde jugarían Lasker, Tarrasch, Pillsbury, Janowsky y Charousek, es decir, los jugadores más fuertes del mundo.   

Antes de ello, a fin de 1897, Charousek se impuso en el torneo organizado por el Club de Ajedrez de Budapest, superando a Maroczy, y se convirtió en campeón de Hungría.   

Además del compromiso de Viena, Janowsky lo desafió a un match; el futuro inmediato parecía esplendoroso.   

En febrero de 1898, Charousek tuvo un resfrío fuerte al que no le concedió importancia, pero su salud se deterioró con una rapidez asombrosa, no pudo jugar con Janowsky ni en Viena.   

Fue a curarse a Transilvania, durante todo junio; la cura tuvo éxito, y en agosto participó en el 11º Congreso Alemán en Colonia, donde ganó Burn; Charousek compartió el segundo lugar con Chigorin y Cohn, superando a Steinitz, Schlechter, Janowsky, etc.   

Fue un retorno prometedor, pero… fue el último torneo de su vida.   

Sus últimos dos años los pasó luchando inútilmente contra una tuberculosis incurable; siguió vinculado al ajedrez analizando partidas, y murió con solo 26 años.   

Charousek se consideraba un discípulo de Chigorin, pero la prensa ajedrecística lo llamó "el segundo Morphy", Euwe comentó: "Su manejo de las aperturas, sentido posicional y su habilidad combinativa lo sitúan en compañía de Morphy, Pillsbury y Alekhine".   

Richard Reti escribió en 1922: "Se olvidaba de sus rivales, solo tenía una meta. A veces luchaba contra un muro de piedra, otras veces encontraba un punto débil y se abría paso. Así vemos su juego, siempre directo y muy simple. Tan simple que nadie puede imitarlo".   

Recordemos la primera gran victoria del "Cometa Charousek".   

Rudolf Charousek – Emanuel Lasker   
Gambito de Rey [C33], Núremberg (17), 1896  


1.e4 e5 2.f4 [El Gambito de Rey era un huésped habitual en las partidas de Charousek.] 2...exf4 3.Ac4 d5 4.Axd5 Dh4+ 5.Rf1 g5 6.Cf3 Dh5 7.h4 Ag7 ["Una magnífica réplica. El alfil no solamente protege la torre, sino que domina además dos escaques centrales el d4 y el e5", comentó Lasker, que no tenía una buena opinión del Gambito de Rey. 7...h6 se encontró con 8.Axf7+! Dxf7 9.Ce5 Df6 10.Dh5+ en Chigorin - De Riviere, París, 1883.] 8.Cc3 c6 9.Ac4 Ag4 [9...h6 es una posible mejora.] 10.d4 Cd7 [No es aconsejable capturar el peón central con 10...Axf3 11.Dxf3 (a 11.gxf3 sigue 11...Axd4!) 11...Dxf3+ 12.gxf3 Axd4, pues tras 13.hxg5 pronto caerá el peón de f4.] 11.Rf2 Axf3 [A 11...gxh4 una buena réplica es 12.Ae2!] 12.gxf3 0–0–0 [Una jugada criticada universalmente, aunque la posición negra ya parece inferior, y hay que mejorar antes. Se sugirió 12...Cb6 13.Ab3! (mejor que 13.hxg5 Dxg5 14.Ab3 Dg3+ 15.Rf1   

0–0–0, etc.) 13...0–0–0 14.Ce2!, con la amenaza hxg5, la estructura negra se tambalea. En cambio 14.hxg5? Axd4+ 15.Dxd4 Dxh1 16.Dxh8 Dh2+, es tablas.]  

 

 


 
13.hxg5! [Sin temor a 13...Axd4+ 14.Dxd4 Dxh1 15.Axf4! (otra vez no 15.Dxh8? Dh2+ y tablas.) 15...Dh4+ (15...Dxa1 16.Dd6 lleva al mate.) 16.Ag3 Dxg5, y ahora lo más fuerte parece 17.Cd5!, evitando ...Dc5+, (no 17.Dxh8? por 17…Cgf6, mientras que 17.Dxa7 Dc5+ 18.Dxc5 Cxc5 19.Axf7 es ventajoso para las blancas, indica Tarrasch.), 17...cxd5 18.Axd5 Ce7 19.Dxa7, con ataque ganador.] 13…Dxg5 14.Ce2 De7 15.c3 Ce5 16.Da4! [Mejor aún que 16.Ab3 Cf6 17.Axf4, donde 17...Cxf3 falla por 18.Cg3!; pero no 18.Rxf3? por 18…Dxe4+ 19.Rg3 Ah6, ganando.] 16...Cxc4 17.Dxc4 Cf6 18.Axf4 [Charousek superó por completo al campeón del mundo, tiene un peón de ventaja, y mejor posición.] 18...Cd7 19.Da4 a6 20.Da5 Cf8 21.Cg3 [La dañada estructura negra deja especialmente débil la casilla f5.] 21...Ce6 22.Cf5 Df8 [No es mejor 22...Df6 23.Ae5 Dg5 24.f4 Dg4 25.Tag1, ganando.] 23.Ag3 Td7 24.Cxg7 Dxg7 25.De5! [El paso al final es la manera más efectiva de imponer la ventaja, pues cae otro peón. No hay necesidad de que el juego siga complicado con por ejemplo 25.Db6 h5 26.Da7 Cc7, con idea de 27...Dg5, etc., aunque también es ventajoso para las blancas.] 25...Dxe5 26.Axe5 f6 27.Axf6 Tf8 28.Th6 Cf4 [O bien 28...Tdf7 29.e5 Cc7 30.Tah1 Ce8, y ahora sencillamente 31.Re3] 29.Re3 Cg2+ 30.Rd2 Tdf7 31.e5 Cf4 32.Tah1 Tg8 33.c4 [Y los peones son imparables.] 33...Ce6 34.Re3 Cf8 35.d5 Td7 36.e6   

1–0

PROBLEMA Nº 486

 

Enlance copiado
Content ...
Cargando ...