Sopla fuerte el Ciclón

Gracias a su gran capacidad goleadora, Cerro Porteño transformó el complicado encuentro en una cómoda victoria por 3-1 ante Sol de América.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/XWKXHKLJWBHHRCVDHX6O43TCLI.jpg

La sed goleadora del Ciclón apareció en todo su esplendor en la complementaria. La etapa inicial fue dura y complicada para los cerristas. Los solenses no se quedaron atrás y alternaron el dominio de la primera etapa, solo que le faltó la puntada final para transformar su buen andar en la red azulgrana.

Por momentos, Cerro se mostró atorado en la salida, especialmente por los laterales, donde Bonet y Alonso no pesaron como en otros compromisos. Así se fue la primera etapa, con dominio alternado y con resultado incierto.

En la complementaria apareció la furia ciclónica. Esa facilidad que tiene el Ciclón para transformar lo más complicado en una goleada a favor, gracias a su gran poder en ofensiva. Casi al inicio del segundo tiempo, “Tiburón” Torres confió en las ganas de Beltrán y el “Memo” no defraudó esa confianza, convirtiendo de cachetada, tras gran jugada de Ortigoza y abriendo un complicado compromiso.

PUBLICIDAD

Si hasta el uruguayo Diego Lugano se unió a los goleadores marcando un doblete, para que la fiesta azulgrana sea completa.

El Ciclón goleó de nuevo y se vislumbra un mano a mano por el título entre los tradicionales.

El “Memo” fue determinante

El ingreso de Guillermo Beltrán fue fundamental para abrir el marcador para Cerro. “El partido fue difícil. Sol estuvo bien parado. Traté de hacer mi juego. Por fortuna pude marcar el primer tanto”, dijo el “Memo”.

Para el entrenador Roberto Torres, “la paciencia fue fundamental para ganar el partido. En la complementaria corregimos varios puntos. Sol es un equipo que no se desordena nunca. El secreto era jugar por los costados para abrir la tupida mediacancha solense”, aseveró.

Comisario tuvo protagonismo

El comisario Alberto Quiñónez, subjefe de Eventos Deportivos, fue protagonista anoche en el “Defensores”. Quiso impedir que el malabarista del balón boliviano realizara su número en el entretiempo, generando la reacción de los hinchas de Cerro. Quiñónez además mostró con gestos la franja de Olimpia, avivando aún más la molestia de los seguidores del Ciclón. El uniformado dijo que solo hizo el gesto de la franja para preguntar a los hinchas qué quería significar el mismo.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD