Fiscalía presenta imputación por la falsificación de tierras de alemanes

El Ministerio Público presentó acta de imputación contra personas que habrían participado en la falsificación y uso de un título de propiedad con la firma de un muerto. El documento fue utilizado para intentar despojar a inversionistas alemanes de su legítima propiedad, en Itapúa.

La familia Kaufmann lleva 30 años  en nuestro país. Es legítima propietaria de 1.026 hectáreas. La fiscalía imputó a supuestos responsables de falsificar un título con firma de un muerto.
La familia Kaufmann lleva 30 años en nuestro país. Es legítima propietaria de 1.026 hectáreas. La fiscalía imputó a supuestos responsables de falsificar un título con firma de un muerto.

El agente fiscal Nelson Ruiz Medina dictó el acta de imputación Nº 42, con fecha 4 de noviembre último.

La imputación guarda relación con los supuestos delitos de falsificación de documentos y uso de documentos públicos de contenido falso.

La denuncia fue presentada el 2 de enero último por la Abg. Lourdes González, titular de la Dirección General de Registros Públicos.

PUBLICIDAD

El caso involucra a inversionistas alemanes. La familia Kaufmann invirtió capital en la creación de un establecimiento agropecuario en el distrito de mayor Otaño, Itapúa.

En noviembre del año pasado, la propiedad de 1.026 hectáreas sufrió una invasión violenta por parte de supuestos propietarios del mismo inmueble.

El consulado honorario de Alemania en Ciudad del Este llegó a solicitar a las autoridades nacionales el respeto a la propiedad legítima de los Kaufmann.

PUBLICIDAD

Las personas imputadas por el supuesto delito de falsificación y uso de documentos falsos son:

Graciela Villamayor de Florentín, quien fue la escribana pública que habría dado vida al muerto.

Luis Sebastián González, quien habría comprado la tierra de un muerto y luego la vendió a la firma Cibisa.

Carlos Gómez de la Fuene y Víctor Alfredo Olmedo, ambos representantes legales de la empresa Cibisa, que compraron supuestamente la tierra que perteneció a un muerto.

Cibisa vendió el inmueble del muerto a Barcos SA, que entregó la fracción en arrendamiento al mismo Carlos Gómez de la Fuente.

Eulogio Vázquez Bogado, representante de Barcos SA, quien arrendó las tierras del muerto a la persona que les había vendido, que es Carlos Gómez de la Fuente.

María Elena Caballero López, la escribana que confeccionó el documento que se utilizó para invadir la propiedad de los alemanes.

El tema del muerto

Según escritura preparada por la entonces escribana Graciela Villamayor de Florentín, Luis Sebastián González compró el inmueble en cuestión a Plinio Kleeman el 2 de octubre de 2003.

Plinio Kleeman murió el 6 de diciembre de 1997, según certificado de defunción número 938934 expedido por la Dirección General del Registro Civil.

Plinio Kleeman llevaba seis años muerto cuando aparece su firma en una transferencia preparada por Graciela Villamayor con fecha 2 de octubre de 2003.

Apoyo logístico de intendente

La familia Kaufmann Reymann es propietaria legítima de 1.026 hectáreas. El 10 de agosto de 2018, un grupo de hombres armados, contratados por Barcos SA, tomó por la fuerza el inmueble de los alemanes.

El intendente de Mayor Otaño, Pedro Chávez Rodríguez (ANR), habría dado apoyo logístico a los invasores de la propiedad.

El documento falso se montó sobre la propiedad de los Kaufmann. Barcos SA llegó incluso a obtener un préstamos de US$ 1.300.000 dólares de un banco de plaza con el documento fraudulento. El lote fue recuperado por los Kaufmann en noviembre del año pasado.

Investigación del Registro Público

Hombres fuertemente armados tomaron por la fuerza la propiedad de la familia Kaufmann y se instalaron en una superficie de 500 hectáreas.

Patrulleras de la comisaría de Mayor Otaño brindaron apoyo y cobertura a los invasores mientras que el intendente de Mayor Otaño, Pedro Chávez Rodríguez, brindó respaldo logístico.

La investigación realizada por la Dirección General del Registro de la Propiedad permitió comprobar la maniobra montada para falsificar documentos que luego se instalaron sobre la tierra de los Kaufmann.

Barcos SA habría planificado toda la operación con la finalidad de tomar posesión por la fuerza sobre 500 hectáreas de la tierra que pertenece a la familia de inversionistas alemanes.

roque@abc.com.py

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD