La cesión de energía paraguaya en Itaipú se mantuvo en torno al 60%

El porcentaje de energía de Itaipú que el Paraguay cede a Eletrobras se mantuvo en torno al 60% en enero de este año, así como en diciembre de 2019. El valor unitario de la compensación ronda los US$ 10/MWh.

De acuerdo con los datos suministrados ayer por las oficinas locales de la entidad binacional, en el primer mes del año Itaipú generó 8176 GWh (1 GWh = 1000 MWh), por consiguiente, según el Art. XIII del Tratado de Itaipú. 4088 GWh pertenecen a nuestro país.

Las mismas fuentes destacan que en enero, la ANDE retiró de la usina paraguayo-brasileña 1697 GWh, el 41,5% y cedió a Eletrobras el restante 58,5% de la parte paraguaya de la cantidad que generó la central en ese mes.

Añadamos que por cada unidad (MWh) que nuestro país cede al Brasil, recibe una compensación que ronda los US$ 10/MWh.

La semana pasada, las mismas oficinas detallaban que Itaipú transfirió a nuestro país US$ 44,5 millones ”correspondientes a vencimientos de enero”. De esta suma US$ 22.500.000 corresponden a la compensación por cesión de energía.

PUBLICIDAD

Valor unitario de la compensación

Si se divide esta última cantidad por la cantidad de energía cedida en enero. US$ 22.500.000 / 2.083.500, nos acercaremos el “precio” unitario de nuestro energía aprovechada por el sistema eléctrico brasileño: US$ 10,8/MWh.

En diciembre del ejercicio precedente, según nuestras fuentes, la usina binacional generó 6915 GWh y que suministró a la empresa eléctrica paraguaya 1392 GWh.

Se aplicamos el Art. XIII del Tratado concluiremos que 3457,5 GWh pertenecían al Paraguay y que la ANDE retiró 1392 GWh, o sea, el 40% y cedió, 2065,5 GWh (60%).

PUBLICIDAD

Del cotejo correspondiente a ambos meses se infiere que hubo un aumento del 21,9% de la energía que retiró la ANDE de Itaipú y una merma ligeramente inferior al 1% en el caudal de energía cedida.

Mayor producción

Apuntemos también que la producción de Itaipú de diciembre a enero se incrementó en un 18%, como consecuencia de las lluvias registradas en ese mes, pero muy escasa en diciembre y gran parte del 2019, año de muy baja afluencia de agua, por una extraordinaria sequía a la central hidroeléctrica.

Las oficinas locales de la binacional indican igualmente que en enero último Itaipú atendió el 93% de los requerimientos del mercado eléctrico paraguayo, dato del que se desprende que el 7% restante fue cubierto por Yacyretá y la usina paraguaya Acaray.

El porcentaje revela igualmente que de diciembre a enero hubo un aumento del 10% en la participación de Itaipú en la cobertura de la demanda del mercado eléctrica nacional.

Según el último informe disponible del Viceministerio de Minas y Energía de nuestro país, Itaipú abasteció al sector eléctrico paraguayo 1.391.229 MWh, Yacyretá hizo lo propio con 207.342 MWh y Acaray con 72.209 MWh.

Por consiguiente, en diciembre del año pasado, el mercado nacional requirió 1.670.780 MWh, según los datos del Viceministerio de Minas y Energía.

De ese total, el 83,3% del fluido eléctrico provino de la central paraguayo-brasileña, E 12,4% de la paraguayo-argentina y el restante 4,3% de la usina de Acaray, que forma parte del Activo de la ANDE.

Subaprovechamiento de Yacyretá

Los datos permiten igualmente inferir la fuerte dependencia del sistema paraguayo de Itaipú y el insólito subaprovechamiento de Yacyretá, pese al elevado costo que significó y significa este complejo al Paraguay, especialmente en recursos naturales: agua y la vasta extensión de territorio anegada por su gran embalse. Recordemos, en enero la ANDE retiró de esta usina solo 207 GWh.

Yacyretá con solo el 12,4%

En diciembre de 2019, el mercado eléctrico paraguayo utilizó 1.670.780 MWh para cubrir sus requerimientos.

De esa cantidad, Itaipú, la central paraguayo-brasileña, proveyó 83,3%, o sea 1.391.229 MWh, en tanto que Yacyretá, la paraguayo-argentina atendió apenas el 12,4%, 207.342 MWh. el restante 4,3%, 207.342 MWh fue suministrado por la central hidroeléctrica del río Acaray, que integra el patrimonio de la empresa estatal paraguaya.

El subaprovechamiento de Yacyretá sigue siendo el dato más alarmante.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD