Ley de pensiones establecerá en qué se invertirán los fondos jubilatorios

El proyecto de ley que crea la Superintendencia de Jubilaciones y Pensiones establece los tipos de activos en los que las entidades podrán invertir sus recursos, entre ellos los bonos del tesoro emitidos u otros instrumentos garantizados por el Ministerio de Hacienda.

EN QUÉ SE INVERTIRÁN LOS RECURSOS
EN QUÉ SE INVERTIRÁN LOS RECURSOSArchivo, ABC Color

En el artículo 47 del referido proyecto de ley, que está en proceso de discusión en los diversos sectores afectados, se establece los tipos de activos en los cuales podrán invertir las cajas de jubilaciones y pensiones o administradoras de fondos de pensiones (AFP).

La lista incorpora en el primer lugar los títulos emitidos o garantizados por el Tesoro Público de la Nación (hoy serían los bonos del tesoro y de la AFD), un punto cuestionado por los sindicatos de trabajadores la semana pasada en ocasión de la presentación del proyecto en la Unión Industrial Paraguaya (UIP).

Los sindicatos sostienen, a pesar de que las autoridades de Hacienda niegan esta posibilidad, que se apunta a confiscar los fondos jubilatorios de los trabajadores para calzar el agujero fiscal existente, según lo que había manifestado Jorge Alvarenga de la CUT en ocasión del encuentro en la UIP.

También se incluyen títulos emitidos por el Banco Central del Paraguay (BCP); instrumentos emitidos o garantizados por bancos y por instituciones financieras regidas por la Ley Nº 861/96 de Bancos; bonos o títulos de deuda de oferta pública emitidos en el Paraguay, registrados en la Comisión Nacional de Valores; acciones de sociedades anónimas de capital abierto; cuotas de participación en fondos de inversión y fondos mutuos regidos por la Ley N° 5452/15, entre otros.

El proyecto también dispone que se podrán invertir en otros activos que autorice el directorio del BCP y le autoriza a la banca matriz fijar los límites máximos por tipo de activos y por tipo de emisor, como porcentaje del fondo, a aplicarse a la inversión.

Los límites, agrega el proyecto, pueden, además, incluir parámetros relacionados con el patrimonio o el pasivo del emisor.

De acuerdo con los datos expuestos por Hacienda, las entidades que operan actualmente en el país tienen un patrimonio total equivalente al 9% del PIB, unos US$ 3.536 millones, que en un 64% corresponde al Instituto de Previsión Social (IPS), seguido por la Caja Fiscal.

En el caso de la Caja Fiscal, los jubilados cuestionan que Hacienda sean juez y parte porque administra la entidad y decide la compra de bonos emitidos por el tesoro, por lo que reclaman que la entidad sea conducida por un consejo integrado por jubilados y activos.

Los sindicatos de trabajadores ya anunciaron su rechazo total, porque consideran que este proyecto es peor que el rechazado en 2018 por el Congreso a pedido justamente de las centrales obreras y de los gremios empresariales.

Apertura para que operen las AFP

El proyecto de ley abre la posibilidad para que las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP) operen en el mercado paraguayo, una decisión también fuertemente cuestionada por los sindicatos con el argumento de que en Chile fracasó el sistema. Las AFP son instituciones financieras privadas que se encargan de administrar las cuentas de ahorros para la pensión. El artículo 37 dispone que las entidades de jubilaciones y pensiones de naturaleza privada con fines de lucro serán constituidas bajo la forma de sociedades anónimas y se regirán conforme a las disposiciones de la presente ley, las reglamentaciones dictadas por el Directorio del BCP y, cuando corresponda, por las disposiciones del Código Civil.