Plan para frontera no es suficiente, admiten

El viceministro de Tributación, Óscar Orué, reconoció ayer que las medidas económicas para paliar la crisis en las zonas fronterizas del país no son suficientes, pero sirven para mitigar el impacto por la crisis del coronavirus. Sostuvo que hay una hoja de ruta que implica “hacer más atractivas” las ciudades y “tener una línea de compra de 24 horas”. Orué se refirió este lunes en conversación con ABC a las implicancias de las medidas anunciadas por el Gobierno, como la reducción del impuesto selectivo al consumo para artículos electrónicos, bebidas alcohólicas y prendas de vestir importadas de determinadas marcas, que son de alto consumo en ciudades de frontera. Además, recordó que se reducirán también las tasas de Dinac para los vuelos que realicen estas importaciones y que existe una línea de crédito especial del BNF que permite préstamos con bajos intereses y hasta un año de gracia. También dijo que hoy se dará a conocer cómo funciona el “Pytyvõ 2.0” para los afectados de la frontera.

El comercio de frontera es uno de los sectores más afectados por el coronavirus.
El comercio de frontera es uno de los sectores más afectados por el coronavirus.Archivo, ABC Color

En cuanto a qué proyecta el Gobierno para localidades como Ciudad del Este o Pedro Juan Caballero, sostuvo que buscan “hacerlas más atractivas en términos de turismo” y que el problema ahora está “en la economía”, ya que los comerciantes quieren que se abran las fronteras, lo cual no se puede por el covid-19.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD