La deuda pública se dispara en la cuarentena y llega al 29,9% del PIB

La curva de contagio del covid-19 se mantiene plana en el país tras un gran esfuerzo de la ciudadanía, pero en contrapartida, la curva del endeudamiento público se dispara con la cuarentena y alcanzó los US$ 10.868 millones al cierre de mayo, según el informe actualizado por el Ministerio de Hacienda.

EVOLUCIÓN DE LA DEUDA PÚBLICA TOTAL
EVOLUCIÓN DE LA DEUDA PÚBLICA TOTAL

El endeudamiento público seguirá con su ritmo ascendente en lo que resta del año ya que el Gobierno de Mario Abdo Benítez (ANR) continúa con los préstamos y las emisiones de bonos, que la gente deberá pagar posteriormente a través de los impuestos.

Solo en lo que va del año, la deuda contraída y a ser asumida por el Gobierno rondaría los US$ 3.221 millones, autorizada por ley de presupuesto, ley de emergencia y, de aprobarse en el Congreso, el plan de recuperación económica que se lanzó oficialmente el último lunes (ver infografía).

Este plan denominado “Ñapu'ã Paraguay” está cargado de proyectos, lineamientos y de una nueva promesa de reforma del Estado, así como lo hicieron los diferentes gobiernos de turno, pero que tropieza con la realidad de un Estado burocrático e ineficiente, de ahí el peligro de seguir con un alto nivel de endeudamiento.

A este nivel de endeudamiento en tan poco tiempo no se llegó ni en el gobierno de su antecesor, Horacio Cartes (ANR), quien desde 2014 aceleró la emisión de bonos soberanos y encendió la alarma, así como las críticas de toda la ciudadanía por la “bola de nieve” que se estaba generando.

PUBLICIDAD

La diferencia entre uno y otro es que Cartes tuvo un periodo relativamente estable a nivel económico y Abdo Benítez enfrentó primero una recesión y ahora una pandemia.

El informe al mes de mayo que dio a conocer ayer Hacienda señala que la deuda pública total, que incluye la administración central y entidades descentralizadas, se situó en US$ 10.868 millones, lo que equivale a 29,9% del PIB.

De este total, la deuda externa representa US$ 9.316,5 millones (25,6% del PIB), mientras que la interna US$ 1.551,5 millones (4,3% del PIB).

En cinco meses, los compromisos se incrementaron en US$ 2.008,9 millones con respecto a la cifra de diciembre de 2019, cuando cerró el ejercicio en US$ 8.859,1 millones y esto representó 22,7% del PIB.

PUBLICIDAD

La deuda creció en este tiempo 22,6% y equivale ya prácticamente al 30% del PIB, lo que anteriormente era considerado el tope razonable de endeudamiento para un país como el nuestro. Hacienda, incluso, antes de la pandemia barajó la posibilidad de establecer un tope del 30% del PIB para el endeudamiento público.

Adelanto que debe devolverse

A la par de las deudas contraídas con entidades financieras internacionales y tenedores de bonos, también están los adelantos solicitados al BCP. Son US$ 697 millones que deberá devolver antes de fin de año. El primer adelanto autorizado por ley de presupuesto, US$ 109,6 millones (al cambio presupuestado), se destinó al pago de la deuda pendiente del ejercicio 2019; mientras que el segundo, autorizado por ley de emergencia sanitaria, resta por devolver US$ 587,5 millones, monto que fue solicitado para constituir el fondo de emergencia mientras se concretaba el crédito y la emisión de bonos.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD