El alto riesgo priva a las empresas de aprovechar oferta crediticia, alertan

La oferta crediticia sigue vigente con mayor liquidez en el sistema financiero, pero la situación de deterioro de muchas empresas está afectando su calidad crediticia y les está privando el acceso a créditos en el sector formal. Urge la ampliación del Fogapy para evitar que estos clientes pasen a la informalidad, sostienen.

El analista Stan Cannova advirtió que la crisis del covid-19 está afectando no solo a las mipymes, sino a muchas empresas que eran consideradas “clase A” y que anteriormente no tenían inconvenientes para acceder a financiamiento en el sistema formal. “Muchas lastimosamente en este contexto ya no son ni sujeto de crédito para el sistema, que antes les cobijaba”, lamentó.

Esto se debe, según el especialista, al alto riesgo que los bancos perciben sobre algunos sectores y que no están dispuestos a asumir ante la incertidumbre sobre la evolución de la economía en medio de la pandemia, incluso habiendo suficientes recursos y alta liquidez en los bancos.

“Los bancos, y con justificación válida, no pueden hoy en día disponer del dinero de sus ahorristas de la misma manera que lo hacían para otorgar créditos antes del covid”, explicó.

Cannova lamentó que esta situación de pie al crédito informal, en el que la usura termina siendo la última medida de emergencia de varias empresas en esperanza de revertir un eminente quiebre técnico. Sostuvo que una de las posibilidades que podrían salvar a estas empresas es la ampliación del Fogapy (proyecto en el Congreso con media sanción) que extiende la garantía al 90% y que incluye al segmento de las empresas grandes para ser sujetos del mismo.

PUBLICIDAD

Por otra parte, el economista Gustavo Chamorro señaló que si bien la oferta de liquidez es positiva, hay empresas aún están con incertidumbre debido a que la demanda se está recuperando muy lentamente, por lo tanto, por más de que haya disponibilidad de liquidez, se encuentran aún reacios a tomar nuevos créditos.

Auxilio financiero vía AFD

Entre las medidas de auxilio financiero que dispuso el Gobierno para las empresas a través de la Agencia Financiera de Desarrollo (AFD) se menciona la aprobación de G. 314.629 millones en reconversión crediticia (refinanciación y/o renegociación de deudas) hasta junio de este año, a empresas afectadas en el marco de la cuarentena.

Por otra parte, la línea “prorreactivación” desembolsó hasta fin de junio G. 43.000 millones a través del fondo de fideicomiso (Fisalco) para microemprendedores; por medio de cooperativas y casas de crédito se canalizaron G. 82.153 millones; y el Fogapy cubrió créditos por valor de G. 1,18 billones. Todos los recursos utilizados hasta fines de junio totalizan G. 1,29 billones que representan el 29% de lo que tiene disponible la AFD para auxiliar a los clientes.

PUBLICIDAD

Los bancos, a su vez, asistieron a clientes en el marco de covid (refinanciaciones, renovaciones y demás) por valor equivalente al 10% de la cartera crediticia, alrededor de US$ 1.600 millones.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD