Cuestionan el ajuste de G. 15.350 en salario básico

De concretarse el ajuste del 0,7% en el salario mínimo para este periodo, se sumaría alrededor de G. 15.350, lo que en parte será una ofensa para el trabajador, pero a la vez inoportuno para el empleador que está lidiando con la fuerte crisis por el covid, mencionó ayer Carlos Jorge Bierdemann, presidente de la Cámara de Anunciantes del Paraguay (CAP).

El empresario dijo a ABC que esto será carga adicional a empresas formales que están tratando de mantener la nómina en momentos económicos inciertos, con menores ingresos y muchas deudas. Por lo que indicó que lo más razonable sería postergar este reajuste establecido por ley (con revisión anual) para el año que viene, cuando las condiciones económicas estén mejor.

El titular de la CAP indicó que el monto del reajuste planteado en nada podrá contribuir en mejorar las condiciones del trabajador, pero que será una carga para las empresas que además deben reajustar sus sistemas y todo el efecto en cadena que puede traer en los demás precios de la canasta por el simple hecho de tocar el salario.

La directora de Trabajo y miembro del Consejo Nacional del Salario Mínimo (Casam), Karina Gómez, indicó que se espera la determinación del Ejecutivo en torno al reajuste que según los cálculos oficiales sería del 0,7%, según la inflación acumulada desde el último ajuste en junio del año pasado. El mínimo actual es de G. 2.192.839 y si el Presidente aprueba el reajuste de 15.350 más pasaría a G. 2.208.189.

Las críticas y burlas en las redes sociales sobre el eventual ajuste de G. 15.000 en el salario básico no hicieron esperar. Como la variación se calcula en base a la inflación, analistas refieren que sería conveniente revisar el parámetro para estos ajustes, ya que el IPC que mide el Banco Central se compone de una canasta muy amplia de productos que no mide precisamente el costo de vida.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.