Bajan las reexportaciones y deterioro del comercio fronterizo se profundiza

Los ingresos por reexportación o reventa de productos mostraron una merma de 7,2% hasta febrero último. Esta situación refleja que el comercio fronterizo aún sigue sufriendo embates de las crisis vecinas, según datos oficiales.

En enero y febrero últimos, los ingresos fiscales por reexportación (reventas) de aquellos productos introducidos al país en tránsito o bajo régimen de turismo, totalizaron US$ 530 millones, lo cual significa que hubo una disminución del 7,2% hasta el segundo mes del año en comparación a igual periodo del 2018. Empero, el ritmo de importación de estos bienes muestra un aumento en el mismo periodo.

El deterioro de los ingresos se debe principalmente a la crisis cambiaria de los países vecinos, que obliga a los comerciantes a vender sus productos casi al costo, según agentes del sector. Comentan que el movimiento comercial persiste, pero que los ingresos bajaron. Esto se evidenció con los datos de las reexportaciones, que mostraron una variación negativa, según las cifras oficiales del Banco Central del Paraguay (BCP).

La reexportación se constituye en uno de los principales motores del comercio fronterizo y representa aproximadamente el 25% del total de las exportaciones del país.

PUBLICIDAD

Generalmente comprenden este grupo mercaderías más demandadas por turistas como teléfonos celulares, accesorios para esos aparatos, artículos de electrónica, perfumes, entre otros.

No obstante, la importación bajo el régimen de turismo, que es el que comprende dicho tipo de bienes, mostró un crecimiento de 3,6% y sumaron US$ 411 millones, de acuerdo con los datos del BCP.

Repunte en celulares

Según los registros de comercio exterior, en febrero último se importaron teléfonos móviles por valor de US$ 94 millones, lo que representa 221% más que en igual mes pero del 2018, cuando la crisis cambiaria estaba en auge.

Cada año son importados alrededor de 9 millones de teléfonos, de los cuales el 90% es para revenderlos a comparadores de países vecinos, principalmente Brasil.

Por otra parte, también se destaca un incremento en la importación de máquinas automáticas para procesamiento de datos. El valor de las compras de estos bienes totalizó US$ 13,6 millones, lo que representa una variación del 55% en comparación a febrero del 2018.

Completan este grupo los dispositivos de almacenamiento de datos, que se compraron por valor de US$ 5,2 millones en el segundo mes del año y se destacó entre los bienes de mayor dinámica del citado periodo.

Por otra parte, el informe del BCP muestra que los bienes para consumo interno tuvieron reducción del 9%. A febrero último, este grupo de bienes representó una inversión de US$ 1.418 millones por parte de los importadores.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD