CARTAS AL DIRECTOR

El presidente del Consejo de Administración del Instituto de Previsión Social (IPS), abogado Benigno López Benítez, remitió una carta al director en relación con una publicación del pasado 2 de marzo. La misma dice así:

“Vuelvo a molestar su atención a raíz de la publicación de fecha 2 de marzo de 2018 aparecida en el diario de su propiedad bajo el título ‘Suspicaz apuro para firmar jugosos contratos de US$ 28.000.000’.

La displicencia en el manejo de la información por parte del redactor del mencionado artículo raya un avieso interés en este asunto, atendiendo que los contratos en cuestión NO SE HAN SUSCRIPTO, ni el IPS tiene apuro para hacerlo y que en reiteradas publicaciones comete llamativas imprecisiones.

Aclaro una vez más que la adjudicación de esta licitación se había retrasado por decisión propia de la presidencia de IPS, en espera que la Dirección Nacional de Contrataciones Públicas (DNCP) resuelva la protesta de una de las empresas interesadas, situación que evidentemente preocupa al cronista del artículo. Dejo constancia que el IPS no está obligado legalmente a suspender una licitación por una protesta, pero personalmente decidí por una suspensión temporal en aras de la transparencia.

PUBLICIDAD

La fecha de apertura de ofertas fue el 2 de enero de 2018.

La evaluación de las ofertas recibidas fue suspendida por la Presidencia, decisión ratificada por el Consejo de Administración desde el 2 de enero hasta el 9 de febrero, fecha en la que la Dirección Nacional de Contrataciones decide RECHAZAR LA PROTESTA. Con esta decisión del órgano regulador de las licitaciones de las entidades del Estado, se dio continuidad al proceso de evaluación de ofertas que culminó el 19 de febrero. Para la fecha, los contratos de ejecución vigentes ya estaban vencidos.

No teniendo nada más que esperar el Consejo resolvió la cuestión el 23 de febrero de 2018.

No hubo apuro, como se ve, ni está la ejecución de los contratos vigentes.

El señor director sabrá disculpar mi impertinencia en tratar de aclarar las reiteradas equivocaciones sobre el particular, pero no tengo otro camino”, finaliza la misiva.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD