Concejales de Tembiaporã ahora dicen ser campesinos “sin tierra”

Concejales de Tembiaporã se autodeclararon “campesinos sin tierra” y se sumaron a la lista de invasores en Guahory. Luis Alberto Wagner mintió en el Senado al decir que allí se trabaja con “azada y arado de madera”.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/XO2P7YC3XRFJXPNSKMYUN4OTUY.jpg

Tembiaporã es un pequeño distrito ubicado en el noreste del departamento de Caaguazú; fue creado por ley número 3.421 del 29 de diciembre de 2008.

Con anterioridad, el área formaba parte del distrito de Raúl Arsenio Oviedo.

Tembiaporã es uno de esos distritos que se inventan en el Congreso Nacional para luego distribuir sin control los royalties de Itaipú Binacional y el dinero del Fonacide.

PUBLICIDAD

La invasión de tierras privadas en Guahory fue iniciativa de políticos liberales. Al crearse el distrito ofrecieron tierras ajenas a cambio de votos.

De este modo subió como intendente Sotero Cáceres.

La invasión en Guahory se convirtió en una oportunidad para tomar tierra del vecino, luego pedir la expropiación y finalmente esperar que el Estado pague las cuentas.

Concejales y esposos invasores

La concejal Irma Caballero (PLRA) es una firme defensora de la invasión en Guahory.

Su marido, Antonio Ramos, se declaró “campesino sin tierra” y ocupó una fracción; allí construyó una casa y la concejal pasa con frecuencia los fines de semana en el lugar.

Una especie de “nidito de amor”, solo que en una propiedad ajena.

El exconcejal César Ramón Vianna (PLRA) fue uno de los principales impulsores de la invasión; también construyó su vivienda dentro de tierra privada.

El concejal Ricardo Mora (PLRA) pasa los fines de semana en Guahory. Existen denuncias de amenazas de muerte, supuestamente lanzadas por el político, a quién describen como una persona violenta.

El soporte político visible de la invasión es el senador Luis Alberto Wagner (PLRA), quién en procura de defender la invasión no dudó en mentir ante el plenario de la Cámara de Senadores, en la sesión del jueves último.

Habla de masacre

En el plenario del Senado aseguró que se viene “una masacre en Guahory”

¿Y porqué una masacre? ¿Acaso dar cumplimiento a una orden judicial de desalojo es sinónimo de masacre?

La resistencia armada de los invasores puede dar inicio a un enfrentamiento con la Policía Nacional.

En mayo pasado, un grupo de 100 invasores rodeó y atacó a un grupo de 15 efectivos policiales, comisionados en Guahory, quienes sufrieron una verdadera paliza.

Los delincuentes impusieron un clima de violencia para generar terror.

Haciendo gala de una extrema caradurez, Luis Alberto Wagner dijo a sus colegas en el Senado que en Guahory “los campesinos apenas tienen arado de madera, un poco de palas, también algunas azadas y esas cosas”.

Wagner sabe mejor que nadie que los invasores tienen maquinaria que utilizan para cultivar granos, tomando posesión de tierras ajenas.

Claro que también hay pobres de solemnidad, pero la expropiación no se reclama pensando en ellos.

Y Wagner sabe eso.

roque@abc.com.py

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD