Defensoría del Pueblo habla de una catástrofe al referirse al Pilcomayo

Édgar Villalba, defensor del Pueblo adjunto, remitió una nota al titular del MOPC, Ramón Jiménez Gaona, reclamando lo que calificó de “inacción estatal” para paliar la grave situación en la zona del Pilcomayo. El escrito sostiene que “existió una imperdonable negligencia” en el retraso de limpiar y canalizar el río. Por otro lado, se excavaron pozos pero no tienen bombas.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/Q5MB2YMWDBBANMPVR7MYVWCUJQ.jpg

Édgar Villalba, defensor del Pueblo adjunto, remitió una nota al ministro Ramón Jiménez Gaona, titular del Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones.

El escrito es un duro cuestionamiento a la falta de respuesta estatal ante la crisis del Pilcomayo.

El defensor adjunto habla de grave situación: “Una gran zona de Boquerón está afectada por una terrible sequía como consecuencia de la no realización, en tiempo y forma, de las tareas de limpieza y canalización del río Pilcomayo”.

Agrega el escrito que “a raíz de esta imperdonable negligencia, que incluso tendría aristas de corrupción, centenares de animales silvestres, la flora local así como una gran cantidad de ganado vacuno, propiedad de productores afincados en la zona, se están viendo afectados con la consiguiente mortandad masiva, lo que a su vez implica un grave daño a la ecología y a la producción ganadera nacional”.

Catástrofe ecológica

No duda en señalar que “esta gran mortandad está alcanzando dimensiones de catástrofe ecológica”. Ante esta circunstancia menciona que “sin que hasta la fecha el Ministerio de Obras Públicas haya tomado medidas prácticas, reales, mensurables y eficaces tendientes a revertir o al menos paliar dicha situación, angustiante para los productores y criminal para la fauna silvestre”.

Agrega que “los trabajos de rehabilitación de la embocadura del río, tardíamente iniciados y mal diseñados, evidencian con claridad la negligencia culposa, la desidia y la ineptitud de los funcionarios del MOPC, pero también indican inoperancia e irresponsabilidad de quien es titular de esa cartera de Estado”.

La carta de Villalba finaliza reclamando el inicio de los trabajos pertinentes para hacer frente a la grave crisis que se enfrenta en el Pilcomayo.

Pozo sin caños

Por otro lado, en la zona de la laguna Agropil, jurisdicción del fortín Ayala Velázquez, Boquerón, el MOPC ordenó la construcción de un reservorio elevado para facilitar agua a productores y animales silvestres del lugar.

A unos 500 metros del reservorio, cuya preparación terminó el sábado último, se encuentra un caño de pozo profundo.

El pozo no tiene ninguna conexión con el reservorio, para colmo de males no hay bomba ni generador y menos la cañería de interconexión. Ni el pozo ni el reservorio cumplen función alguna.

roque@abc.com.py

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.