Deuda por Madame Lynch se terminará de pagar en el 2013

Mientras el contribuyente trata de digerir el hecho de que el Estado pagará la última cuota del préstamo del Banco Mundial (BM) -con que se financió el proyecto Madame Lynch- solo en diciembre de 2013, sigue sufriendo los obstáculos derivados de las obras y de su abandono. El caos en el tránsito vehicular y peatonal en los días de lluvias es apenas uno de sus castigos.

Según el calendario de pagos de Hacienda y el BM, el préstamo de 65 millones de dólares para el Octavo Proyecto de Carreteras -Madame Lynch es el tercer tramo, y el más caro y atrasado- se cancelará en diez años más. Los primeros vencimientos se produjeron en junio de 1999.
A todo se debe añadir el costo financiero de los atrasos -tasas de interés por mora- en que viene incurriendo el Estado con sus compromisos externos, debido a la falta de disponibilidad de recursos por la elevada evasión de impuestos que Hacienda y Aduanas no han podido detener.

Pero los contribuyentes no solo están pagando el crédito con moras desde 1999, sino también los mayores costos del emprendimiento que tiene un atraso de tres años y que el Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC) sigue reprogramando sin tener idea de cuándo va a concluir.

Aunque el MOPC justifica el sobrecosto de 13 millones de dólares de Madame Lynch como un problema debido a los atrasos de pagos al contratista, EDB Construcciones, técnicos de la Contraloría y empresas de la construcción, que hablan con nuestro diario con la condición de que sus nombres se mantengan en el anonimato, dicen que el aumento se debe a la forma discrecional con que se maneja el proyecto, gracias a la complacencia de las autoridades y de la consultora Guaraní, que funge de fiscalizadora.

En el emprendimiento se han descubierto obras duplicadas, que sumadas a los paros continuos de la firma contratista, EDB Construcciones, han ayudado a subir la oferta de 47 millones de dólares por el contrato adjudicado, a 60 millones de la divisa.


LA OPINIÓN DEL BM

Para el BM, el proyecto Madame Lynch no debió sufrir paralizaciones por causa del atraso de los pagos al contratista, en la opinión de Rafael García, gerente de proyectos de carreteras del banco que inspeccionó la obra en junio de 2000.

Debido al impacto social y económico del emprendimiento, García explicó que debió concluirse en el plazo previsto (octubre de 1997 a octubre de 2000), que es la regla general en cualquier parte del mundo para obras del tipo de Madame Lynch.
Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.