El ex ministro de Hacienda se refería a los empedrados chinos

En el 2000, el doctor Federico Zayas se desempeñaba como ministro de Hacienda. En esa oportunidad hizo explosivas revelaciones relacionadas con una malversación de fondos en el Ministerio de Obras Públicas con el dinero recibido de un crédito externo. Se trataba de una partida de 30 millones de dólares del Eximbak, destinados a un programa de construcción de caminos rurales, conocido como los empedrados chinos.

El ministro de Hacienda de entonces, doctor Federico Zayas, durante su gestión al frente de la cartera, denunció públicamente actos de malversación de fondos en el MOPC. El secretario de Estado planteaba entonces, concretamente, la necesidad de investigar en qué se había invertido parte de los 30 millones de dólares que vinieron al país para construir empedrados (ver copia facsimilar).
En esa ocasión, el doctor Zayas declaraba que había solicitado al doctor Palacios –viceministro de Administración y Finanzas de la época– ver en qué se gastó el dinero que no fue destinado a la construcción de empedrados y que, a su criterio, eso significaba malversación de fondos, porque “ahora me encuentro con todos estos pagos” (textual). ABC Color del 3 de octubre del 2000, Economía. Pág. 13.

Cabe recordar que las malversaciones de fondos de la administración a que se refería Zayas apuntaba a la gestión de José Alberto “Icho” Planás, entonces al frente de la cartera de Obras Públicas, y las obras a las que se refería correspondían a un programa de caminos rurales conocido como empedrados chinos.

Las repercusiones de esas explosivas declaraciones no se hicieron esperar. El Ministerio Público inició de inmediato las investigaciones del caso y, al mismo tiempo, el diputado por el departamento de la Cordillera, Edgar Ramírez Cabrera, solicitó al contralor Francisco Javier Galiano –de la Contraloría General de la República (CGR)–, que auditara la gestión de Planás debido a “las claras evidencias de haberse cometido desviación de fondos” (textual).


INICIO DE LAS INVESTIGACIONES

Al poco tiempo de iniciarse las investigaciones por parte del Ministerio Público, el señor Julio César Egusquiza Irún, asistente fiscal designado por la fiscala de Delitos Económicos, Rocío Vallejos, visitó dos de los tramos correspondientes al programa de empedrados chinos adjudicados por Planás, con la intención de comprobar el estado de las obras y labrar las actas correspondientes ante testigos (ver facsimilar).

En el ramal Areguá-Isla Valle-Yukyry, adjudicado a la empresa Omega SA, el asistente fiscal constató que en todo el tramo no se ejecutó tarea alguna de mejoramiento, tal como figuraba en el certificado de trabajo Nº 2, y que la empresa ya había levantado campamento. No obstante, la contratista había cobrado más de 425.000 dólares por los “trabajos realizados” en esta obra –al cambio de la época– incluido el certificado Nº 3.
También constató que en ese tramo, los trabajos ya habían sido ejecutados totalmente dos años antes –salvo la capa pétrea– por la empresa Tecnoedil SA durante la gestión del presidente Wasmosy.

La segunda obra recorrida por el asistente fiscal fue el tramo Capiatá-Posta Ybycuá, adjudicada al Consorcio Central, cuyo responsable es el ingeniero Carlos V. Gueiraud, a un costo que superó los 220.000 dólares el km., precio inadmisible para un empedrado rural.

Durante el recorrido de este tramo, el asistente fiscal pudo comprobar que de los 5 kilómetros licitados solo faltaba completar 1,6 km. De hecho, para aprovechar estos precios superinflados, se construyó otra obra en otro lugar –obra sustituta– por la que se pagaron más de 1.300.000 dólares.

Por su parte, los auditores designados por el contralor Galiano confirmaron la veracidad de las denuncias lanzadas por Zayas; además de otras irregularidades procedimentales y administrativas que inflaron aún más el costo total de estas obras.

Cabe señalar además que los precios muy abultados de estos empedrados superaron incluso el costo de algunas rutas asfaltadas, como las de los dos tramos bioceánicos, llamadas rutas de integración, recientemente inauguradas en los confines del Chaco, que conecta Mariscal Estigarribia con la red vial de Bolivia.


Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.