Países fracasan por sus instituciones débiles, monopolio y por no innovar

El economista británico y profesor de Harvard James Robinson destacó la acción ciudadana que impidió al presidente saliente (Cartes) seguir en el poder, aunque acotó que aún falta mucho para avanzar en el fortalecimiento institucional, una de las materias pendientes en la región y que llevó al fracaso a muchos países. Cuestionó el monopolio empresarial y alentó a promover la innovación.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/I6GNVGSDT5E4BMPY4PWZA46ZQQ.jpg

“Creo que Paraguay ha tenido mucho éxito en consolidar la democracia en los últimos 20 años; parecería haber una sociedad civil muy activa, pero sin tanto éxito al construir instituciones fuertes. Prueba de ello, en Latinoamérica, Paraguay se ubica como el segundo país más corrupto, después de Venezuela”, indicó el profesor de Harvard y de la Universidad de Chicago, quien ayer brindó una conferencia magistral en el Instituto del Banco Central del Paraguay (BCP). 

El economista detalló que la era democrática, sobre todo en esta parte de la región, no trajo aún los resultados esperados en materia de desarrollo y esto se debe en gran parte a la corrupción imperante y la debilidad institucional. Están hechas las leyes, pero no se cumplen a cabalidad, dijo. 

También se refirió a la crisis de Argentina y Brasil, que ha derivado justamente de la debilidad institucional. 

PUBLICIDAD

Por otra parte, Robinson cuestionó los sistemas que concentran poder como los grandes monopolios empresariales. Indicó que este sistema extractivo genera pobreza a un grupo y beneficia a unos pocos.

“La concentración de poder nunca va a generar instituciones inclusivas. En países como Colombia o México es inimaginable que hombres con concentración de poder económico estén siendo sometidos a la Justicia”, expresó.

Alegó que los monopolios bloquean la inclusión, mata las ideas, la innovación y la creatividad. Es un sistema extractivo que crea pobreza a un grupo y beneficia a solo unos pocos. Lamentó que este sistema esté muy diseminado en la región y alentó a desarrollar políticas que promuevan el desarrollo de manera más inclusiva. 

Según el experto, para combatir el monopolio, los países deben generar una política de incentivos para el desarrollo de innovación y oportunidades, facilidades para las licencias, mejorar la educación y una ley de competencia justa. “En la mayoría de los países donde el monopolio está en auge, hay muchas barreras para las licencias de nuevos emprendimientos”, añadió. 

Sobre el éxito americano, destacó que este se basó justamente en dar incentivos a la innovación, fomentando las patentes, dando espacio al desarrollo de proyectos creativos en distintos segmentos. 

“El principal problema de los países es el desperdicio de sus talentos humanos. Necesitamos instituciones que promuevan la innovación”, sostuvo el economista británico. 

Robinson brindó una conferencia magistral ayer en el instituto del BCP, fue acompañado por el extitular de la banca matriz Carlos Fernández Valdovinos, quien ofició de moderador; también mantuvo reuniones con el presidente de la República, Mario Abdo Benítez, y referentes económicos. 

Sobre guerra comercial

En relación a la guerra comercial entre EE.UU. y China, el economista indicó que es una situación en donde todo el mundo se verá afectado. Va a restringir los mercados en términos de exportación y habrá consecuencias para todos. “Espero que el presidente Trump recobre los sentidos”, indicó y también recomendó el fortalecimiento regional para hacer frente a los efectos.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD