Planta de Troche, manejada por seccionaleros, sigue mal

Solo en lo que va de estos primeros días de octubre, la alcoholera de Petropar, en Troche, cerró ayer 6 días de constantes paralizaciones, que sumadas a la inactividad fabril desde inicio de zafra, en junio, se contabilizan un mínimo de 20 paros sucesivos, por motivos varios. Esta industria sigue manejada por seccionaleros y es un hecho que producirá el alcohol más caro del mercado, cuyo costo cargarán sobre las espaldas de la ciudadanía.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/SB74PQZZLVHFRCHXNHB7CHNJC4.jpg

Cargando...

En lo que va de este incipiente mes, los días 1, 5, 6, 7, 9 y 10, la alcoholera de Petropar sufrió de paralizaciones sucesivas, por roturas varias en el sector molino, y en otras ocasiones por falta de productos químicos para el proceso de producción. A esto se adiciona un paro programado para el montaje de turbina y del engranaje de los molinos.

Gran parte de las averías se originaron en piezas obsoletas y el manejo político de la fábrica tampoco ayuda, sino todo lo contrario, provoca acciones negligentes que terminan perjudicando aún más el funcionamiento, y reduce la productividad. Hasta ahora las millonarias cifras “invertidas” en Troche, más de G. 40.000 millones, se dilapidaron en obras fantasmas y en construcciones inservibles.

En cuanto a algunos de los seccionaleros que manejan la planta podemos citar a Édgar Benítez, expresidente de seccional de Troche, quien ocupa la jefatura del Departamento de Mantenimiento; el expresidente de seccional de Troche, Édgar Resquín, es jefe del Departamento Agrícola, quien fuera sumariado en la administración anterior por venta de cupos.

El excandidato colorado, perdedor, de la línea cartista para la intendencia de Troche, Francisco Pintos, es asesor de gerencia, y su madre administra el comedor de funcionarios, violando disposiciones legales, porque la firma que ganó la licitación fue otra empresa, denominada San Miguel, de Antonio González Ortiz, y que sospechosamente “subcontrató”, coincidentemente, a la madre del asesor de gerencia de la planta.

La larga lista de seccionaleros sigue con el presidente de la seccional de Natalicio Talavera, que es jefe de seguridad; y el convencional colorado de Troche, Evelio Villaverde, ocupa la jefatura de vigilancia, con muchas influencias en la actual administración. Estos políticos, jefes de departamentos, perciben más de G. 11 millones en sueldos.

Prebendarismo

Jorge Martínez, exjefe de molino de la administración anterior de Sergio Escobar, fue recientemente nombrado como jefe del Departamento de Producción, por el solo hecho de que la esposa del mismo es prima hermana de la cónyuge del actual gerente general de planta, Adalberto Giret.

Consultamos ayer al encargado de prensa de Petropar, Felipe Oddone, sobre los paros. Primero dijo que “la planta estaba funcionando”, para luego verse obligado a reconocer que paró de nuevo por falta de insumos.

ADJUDICAN FLETE DE GAS

Petropar adjudicó ayer a la firma boliviana Cruceña del Norte SRL, por US$ 133 la tonelada métrica (TM), el flete terrestre de gas licuado de petróleo (GLP), en el tramo Yacuiba (Bolivia) hasta Villa Elisa, por un volumen de 1.000 TM. Esto, en el marco del operativo de compra que la estatal ejecutará en breve de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB). Aunque desde el Gobierno aseguran que en este operativo la garrafa de 10 kilos llegaría al público a G. 50.000, existen dudas no solo por los hechos de corrupción que preceden a este negocio (intentaron sobrefacturar US$ 5 millones en garrafas), sino porque la misma YPFB provee al sector privado local a precios más altos, y los empresarios locales refieren que solo subsidiando Petropar podría vender la garrafa a G. 50.000, expresó a nuestro diario Ausberto Ortellado, referente del sector.

nsanchez@abc.com.py

Enlance copiado
Content ...
Cargando ...