Proyecto de ley de ANDE estancado en el Congreso

“Duerme” el proyecto de ley que aprueba el préstamo de US$ 170.000.000, otorgado por la Corporación Andina de Fomento (CAF) a la ANDE, para que financie la construcción de otras dos líneas de transmisión desde Itaipú.

La aparente pero peligrosa desidia del Congreso resulta grave, considerando el tiempo relativamente corto que tiene la ANDE para empezar y terminar (de aquí al 2022) la construcción de la infraestructura, indispensable para acceder al 100% de la energía que le pertenece al país en Itaipú, en especial de las dos líneas de transmisión de 500 kV adicionales que hacen falta, según técnicos del ente estatal.

Cabe recordar que el 3 de enero pasado, el presidente de la ANDE, Ing. Pedro Ferreira, anunciaba el citado proyecto, que prevé la construcción de ambas líneas de transmisión, que saldrán de Itaipú y llegarán hasta cerca de Colonia Yguazú (alrededor de 50 km desde la central hidroeléctrica), que buscan mejorar las condiciones para traer la energía que corresponde a nuestro país en la binacional, y así prepararse para la revisión del Anexo C, del Tratado de Itaipú, a partir del año 2023.

Según los antecedentes, la CAF y ANDE ya firmaron el contrato del préstamo de US$ 170.000.000, que incluye además los siguientes items: Mejoramiento del Sistema Interconectado Nacional (SIN) y de distribución eléctrica; proyecto de construcción de la subestación de Minga Guazú en 500 kV; proyecto de construcción de la subestación de María Auxiliadora en 220 kV y la línea de transmisión en 220 kV Santa Rita-María Auxiliadora.

PUBLICIDAD

Igualmente, dentro del paquete se incluye el proyecto de mejoramiento de 5.000 km de líneas de media y baja tensión, a ser construidas bajo el sistema de autoayuda en los departamentos de Concepción, San Pedro, Cordillera, Guairá, Caaguazú, Caazapá, Itapúa, Misiones, Paraguarí, Alto Paraná, Ñeembucú, Amambay y Canindeyú.

Según el titular de la ANDE, el rol de la entidad a su cargo es establecer la infraestructura eléctrica necesaria con miras a la revisión del Tratado de Itaipú en el 2023, y asegurar “una buena calidad” del servicio y la posibilidad de sacar de Itaipú, en principio, más del 50% de la energía que corresponde al Paraguay y luego toda la potencia que pertenece legalmente al país.

El funcionario compatriota admitió que así como están las cosas, la ANDE no puede absorber más de 3.000 MW de los 7.000 MW que nos corresponden por Tratado en Itaipú.

“Tenemos que construir dos líneas de transmisión más de 500 kV, y ya tienen financiamiento, que sacarán esa energía hasta Colonia Yguazú (alrededor de 50 km de la represa), de tal manera que de allí podamos traer toda esa energía”, había explicado Ferreira.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD