Seam paraliza hornos que producen carburo de silicio para medir riesgos

La Secretaría Nacional de Ambiente (Seam) decidió suspender el funcionamiento de los hornos de la “Planta de Producción de Carburo de Silicio” de la firma Archer SA, ubicada en la compañía Boquerón, en el límite entre Loma Grande y Nueva Colombia. Se teme que emisiones de esta fábrica estén afectando a la gente y al ambiente.

LOMA GRANDE, Cordillera (Desiré Cabrera, de nuestra redacción regional). Técnicos de la Seam llegaron a la conclusión de que las emisiones de la fábrica podrían contener sustancias capaces de afectar el ambiente y la salud de personas y animales. Además de suspender el funcionamiento de los hornos, la resolución (N° 094/18) también urge a los responsables de Archer a presentar resultados de análisis del proceso utilizado para la introducción de oxígeno en la zona cercana al núcleo de grafito del horno.

También se exige el monitoreo de monóxido de carbono, con una metodología a definirse con la Dirección General del Aire de la Seam y el acompañamiento en campo de técnicos de la misma, con un informe sobre la composición química porcentual de las materias primas utilizadas. Las evaluaciones de las emisiones en el proceso de calentamiento será a costa de la empresa, mediante la contratación de un laboratorio especializado que deberá ser aprobado, junto a la metodología, por la citada repartición.

El carburo de silicio proviene, según páginas especializadas de internet, de una combinación de coque de petróleo, y cuarzo altamente puro o arena, que son fundidos a altas temperaturas en hornos electrónicos, y sus residuos en el aire pueden afectar la salud, advierten.

PUBLICIDAD

Anuncian mediciones

Por su parte, José Claudio Bolognani, gerente de Archer, dice en un comunicado de prensa que en breve efectuarán mediciones con técnicos contratados por la firma, junto con técnicos de la Dirección General del Aire. Los trabajos implicarán movimiento de gente en la planta y alrededores acompañado de equipos de medición.

Aclara además que la medida de la Seam no implica la suspensión de la licencia ambiental ni la suspensión de las demás actividades de las fábrica, tales como tareas de mantenimiento, recepción de materia prima, transporte de productos terminados, remoción de desperdicios, etc.

“Ponemos a conocimiento de la población de la zona que estas actividades seguirán siendo realizadas con total normalidad, para que no sean sorprendidos por terceros de mala fe que puedan alegar que estamos violando la resolución de la Seam”, manifiestan en el escrito emitido en el día de ayer.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD