Ciudad del Este no debe perder su valiosa libertad conquistada

Los interesantes audios en torno a un presunto complot contra el intendente de Ciudad del Este, Miguel Prieto, mueven a pensar que el clan Zacarías Irún quiere retornar al poder municipal a través de Juan Marcel Pereira, hijo del fallecido multimillonario estronista Juan Eudes Pereira, de triste memoria. También revelan que estaría al tanto de los pasos del Ministerio Público, si es cierto lo que la funcionaria judicial y militante colorada Mariela Zotelo le contó a su interlocutor telefónico Francis Perier, hijo de una exdirectora de prensa de la Intendencia, tras reunirse con el diputado Justo Zacarías Irún, quien le habría dicho que se llamaría a elecciones, que “es un hecho” que Prieto sea imputado por lesión de confianza y que se pediría su prisión preventiva. Según el locuaz Perier, el jefe del clan ZI estaría “conspirando como loco” y la orden vendría de “arriba”. También se desprende de los audios que los confabulados tienen en mente las más productivas dependencias de la Municipalidad mencionada. Los esteños en particular y la ciudadanía en general deben estar vigilantes para evitar que una vez más les secuestren sus iniciativas y les impongan sus autoridades.

Los interesantes audios en torno a un presunto complot contra el intendente de Ciudad del Este, Miguel Prieto, mueven a pensar que el clan Zacarías Irún quiere retornar al poder municipal a través de Juan Marcel Pereira, hijo del fallecido multimillonario estronista Juan Eudes Pereira, de triste memoria. También revelan que estaría al tanto de los pasos del Ministerio Público, si es cierto lo que la funcionaria judicial y militante colorada Mariela Zotelo le contó a su interlocutor telefónico Francis Perier, hijo de una exdirectora de prensa de la Intendencia, tras reunirse con el diputado Justo Zacarías Irún, quien le habría dicho que se llamaría a elecciones, que “es un hecho” que Prieto sea imputado por lesión de confianza y que se pediría su prisión preventiva. Al joven se lo escucha jactarse de que él armó “todito” para “sacarlo” al intendente y que, para el efecto, visitó en Asunción a varios políticos colorados, entre ellos a Pedro Alliana, presidente de la Cámara Baja y de la ANR. De paso, cortando desde ya la suculenta torta, le sugirió a la funcionaria judicial “agarrar” las dependencias de Fiscalización y de Recaudaciones, cuyos ingresos diarios llegarían a un millón de dólares.

Según el locuaz Perier, el jefe del clan ZI estaría “conspirando como loco” y la orden vendría de “arriba”. Aquí viene a cuento que tampoco se privó de mentar a Horacio Cartes, cuyo apoyo a la postulación de Pereira, otro de sus confidentes en los audios, sería mucho más útil que el del desprestigiado senador de marras, quien ya no recibiría el voto de los esteños. Es lo que le dijo a su tercer y último interlocutor, el exdirector de Recaudación, Wilson “Pome” Dos Santos destituido por el actual intendente tras casarse fastuosamente en Cancún (México) y descubrirse ciertas desprolijidades en su gestión, que habría causado a la Municipalidad un daño patrimonial de alrededor de cinco mil millones de guaraníes. También le refirió que “el doctor le pide a él (Pereira) que sea un barril sin fondo, que esté en la cuarentena y en todo, que Horacio le llama y le dice “hacé, hacé”.

En realidad, el contenido de los ilustrativos diálogos sintetizados no resulta asombroso, aunque no por ello deje de ser indignante. Que una funcionaria judicial se dedique con alma y vida a la politiquería, en este caso a “conspirar a full”, frase utilizada en los audios, es propio de quien debe su cargo a un padrinazgo político, y si está en la Circunscripción Judicial del Alto Paraná es de suponer que esté muy agradecida al clan esteño. Habrá que esperar el resultado de la investigación preliminar dispuesta con respecto a ella, oportunamente, por el Consejo de Superintendencia de la Corte Suprema de Justicia.

También se desprende de los audios el entusiasmo de los confabulados, ya que de prosperar la “conspiración”, podrían echar mano a las dos productivas dependencias, Recaudaciones y Fiscalización. Tampoco es sorprendente, desde luego, que la Municipalidad de Ciudad del Este sea utilizada para el enriquecimiento ilícito ni que el poder político influya en el Ministerio Público, a cuyo frente se halla Sandra Quiñónez, una persona que goza de la confianza de Horacio Cartes. La agente fiscal interviniente en este caso, Victoria Acuña, es conocida como propensa a “blanquear” a políticos sospechosos, con lo que, en esta ocasión, estaría facilitando el “retorno de los brujos”. De ser cierta la participación del diputado Zacarías Irún, habrá sabido muy bien de qué hablaba al anunciar las inminentes iniciativas antes mencionadas. Tampoco resulta extraño que su hermano senador trate de volver por sus fueros, aunque sea como asesor electoral, dando por hecha la destitución o la renuncia del intendente.

PUBLICIDAD

Por su parte, el líder del movimiento Honor Colorado no está en situación de retiro y es probable que no sea ajeno a la “conspiración” urdida, más aún si en la trama estaría interviniendo el diputado Basilio “Bachi” Núñez, su exasesor político. Recuérdese que el jefe del clan de Villa Hayes denunció en abril que el intendente Prieto supuestamente sobrefacturó una compra de víveres en el marco de la emergencia sanitaria, demostrando así un repentino interés en su gestión y, en términos generales, en el buen uso del dinero público. Se refuerza así la impresión de que lo que se busca no es precisamente castigar la presunta corrupción municipal, sino recuperar para el clan Zacarías Irún el feudo que perdió gracias a la movilización ciudadana.

Se dirá que el tal Perier es un personaje menor, que no podría incidir en el destino de la administración municipal. No debe olvidarse, empero, que el insignificante José “Joselo” Rodríguez González jugó un gran papel en las negociaciones con el Brasil, que condujeron al fallido acuerdo, por encargo del vicepresidente de la República, Hugo Velázquez. Lo que sí resulta curioso en esta truculenta historia es que la senadora Georgia Arrúa (PPQ), que asistió a la fastuosa boda de Cancún, haya calificado de “chisme” lo que revelan los audios, colocándose así en la línea de defensa de los involucrados.

En suma, lo que surge de este episodio es que el ominoso clan esteño no se resigna a haber perdido el control de la Municipalidad, que sigue influyendo también en Asunción, y que el expresidente Horacio Cartes continúa jugando un papel importante en los tejemanejes de la política.

Los esteños en particular y la ciudadanía en general deben estar vigilantes para evitar que una vez más les secuestren sus iniciativas y les impongan sus autoridades.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD