Tras las huellas de los jesuitas y los guaraníes

El primer producto turístico integrado “Por los Caminos de las Misiones Jesuítico-Guaraní” comenzó ayer en San Ignacio. Es un recorrido para conocer los pueblos que se originaron como reducciones jesuíticas. La experiencia es espiritual, social, ecológico, cultural y gastronómico.

Participantes del acto de presentación  oficial del producto turístico que se realizó el sábado a la noche en la explanada del templo de San Ignacio.
Participantes del acto de presentación oficial del producto turístico que se realizó el sábado a la noche en la explanada del templo de San Ignacio.

SAN IGNACIO (Rafael Marcial Montiel, corresponsal). La presentación del itinerario se llevó a cabo en la noche del sábado en la explanada del templo de San Ignacio, con presencia de autoridades locales y representantes de organizaciones que impulsan el turismo. En la ocasión se rindió homenaje al fallecido padre Antonio Betancourt (S.J.) y al fallecido ministro de Agricultura Luis Gneiting, que habían apoyado la iniciativa del Turismo Internacional por los Caminos de las Misiones Jesuitas-Guaraníes.

El recorrido a pie por los caminos de las Misiones Jesuíticas comenzó ayer domingo, a las 08:00, en la explanada del templo de San Ignacio, que fuera el centro de las reducciones jesuitas y guaraníes en América Latina. Durante un mes los turistas recorrerán unos 748 kilómetros y quedarán un día en cada pueblo jesuita.

El objetivo es seguir las huellas de los jesuitas y guaraníes; conocer la historia, observar y valorar patrimonios, museos; participar de eventos folclóricos y disfrutar de la gastronomía.

PUBLICIDAD

La ministra de Turismo, Sofía Montiel, calificó de magnifica la experiencia turística “porque nos permite vivenciar la espiritualidad que se siente en este peregrinar”. Es el primer producto turístico integrado internacional de la Cámara Paraguaya de Turismo de las Misiones Jesuitas que viene trabajando con representantes de Paraguay, Argentina y Brasil, resaltó.

Los turistas visitarán pueblos de origen misionero de Paraguay, Argentina y Brasil, que son patrimonio de la Humanidad, inscriptos por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación y la Cultura (Unesco).

Ayer llegaron a Santa María de Fe. Hoy, a las 8:00, seguirán a pie a Santa Rosa, luego a Ayolas y después a los pueblos de Itapúa.

La travesía concluirá el 15 de setiembre en la Iglesia de Santo Ángelo, de Río Grande Do Sul, Brasil.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD