No avanza proceso por doble crimen

SAN JUAN NEPOMUCENO (Antonio Caballero, corresponsal). Un año y cinco meses después del doble homicidio ocurrido en la reserva natural Tapytã de este distrito y administrada por la Fundación Moisés Bertoni, los acusados continúan prófugos. Las víctimas fueron los guardasparques Rumildo Toledo (36) y Arsenio Villalba (52), quienes acusaron disparos de un grupo de personas que se encontraban cazando en el área protegida, de acuerdo a testigos.

Panfleto con los rostros e identidades de los cinco imputados por el doble crimen ocurrido hace más de un año.
Panfleto con los rostros e identidades de los cinco imputados por el doble crimen ocurrido hace más de un año.Archivo, ABC Color

Los acusados, con orden de captura y declarados en rebeldía son Braulio Alcaraz González, Robert Alcaraz González, Hugo Andrés González Sosa, Arnaldo Ramón Alcaraz González y Daniel González Britos.

El homicidio ocurrió alrededor del mediodía del 18 de agosto del año 2018 cuando un grupo de cazadores furtivos de la ciudad de Caazapá-acompañado por un baqueano de la compañía Toro Blanco del distrito de Tavai- se internó en la reserva Tapytã, cruzando el arroyo Tajay.

Los intrusos fueron descubiertos por tres guardaparques que hacían patrullas de rutina en cercanías del cauce hídrico, debido a que los cazadores furtivos siempre ingresaban en esa zona.

PUBLICIDAD

Al notar la presencia de los cazadores, los guardaparques los persiguieron hacia el arroyo desde donde se realizaron los tiros que mató instantáneamente a Rumildo Toledo y dejó mal herido a Arsenio Villalba, quien falleció varios días después en el Hospital de Trauma de Asunción.

El tercer guardaparque se salvó porque huyó del lugar y pidió auxilio a otros compañeros, que dieron aviso del hecho a la comisaría local.

La fiscalía imputó a cinco sospechosos, que fueron identificados con ayuda de pobladores de la compañía Toro Blanco. Sin embargo, los pobladores de Caazapá aseguran que los cazadores furtivos fueron más y que inclusive un efectivo policial de la Comisaría de Caazapá se encontraba con los criminales.

PUBLICIDAD

Protección

Según fuentes, todos los imputados se encuentran en la zona y no son detenidos porque tienen protección de personas con poder económico y políticos. Entre ellos se mencionó específicamente al gobernador, Pedro Díaz Verón (ANR), quien en su momento negó la versión y aseguró que no protegerá a ninguna persona que haya cometido delito o crimen.

La investigación del caso está a cargo del fiscal Carlos Mercado. El representante del Ministerio Público indicó que el proceso judicial no podrá avanzar mientras los sindicados como autores del doble crimen no sean capturados.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD