Accionista de firmas recolectoras y dueña de una para disposición final

La principal accionista de El Farol SA, Adelaida Cañete Ojeda, señaló ayer que esa empresa se dedica desde hace diez años en forma “exclusiva” a la disposición final de basura en un predio de 500 hectáreas arrendado por 100 millones de guaraníes anuales del Ministerio de Defensa. Pero, reconoció ser socia de varias otras que se dedican a la recolección en el departamento Central. Cañete negó cualquier tipo de vínculo con políticos, pero...

La accionista de El Farol SA Adelaida Cañete Ojeda visitó ayer nuestra redacción para insistir en que esa compañía no se dedica más a la recolección de residuos. Dijo que se retiró de ese rubro “hace diez años” y que desde entonces trabaja en forma exclusiva en la disposición final de basura en un predio de 500 hectáreas arrendado por la irrisoria suma de G. 100 millones anual del Ministerio de Defensa Nacional (MDN).

Cañete hizo un relato de los inicios de El Farol. Rememoró que comenzó junto con su marido (ahora ya fallecido) a operar en Fernando de la Mora, aunque dijo no recordar en qué año. “Fue cuando el intendente que no recuerdo bien quién era, parece que Yoyito Franco (PLRA), se acercó a pedirnos para recolectar basuras porque era un problema. Nosotros teníamos una herrería artística y algunas maquinarias”, mencionó. 

Cañete indicó que prestaron el servicio en forma gratuita por unos cinco meses. Luego, al ver que podría resultar como negocio, recibieron la propuesta de presentarse a una licitación para la concesión. “Antes había una sola empresa que se llamaba Sudamericana que hacía el servicio”, expresó.

PUBLICIDAD

Refirió que ganaron la licitación en la Municipalidad de Fernando de la Mora y que empezaron a trabajar “desde abajo”. Compraron vehículos a cuotas y se adentraron en el negocio junto con su cónyuge, quien luego falleció como consecuencia de un accidente en el taller de la empresa.

La accionista dijo que la firma en principio era una sociedad de responsabilidad limitada y luego pasó a ser una sociedad anónima. Fue entonces cuando empezó a recibir el pedido de los intendentes de otras ciudades del departamento Central para dedicarse a la recolección de basura, afirmó. “Antes los intendentes nos llamaban para entrar a trabajar porque la basura era un problema”, señaló Cañete.

Agregó que le sobraban unos camiones y comenzaron a operar en Luque. También decidieron incursionar con su pareja de ese entonces, José Luis Miranda, en la disposición final de residuos, en Guarambaré, Mariano Roque Alonso y en J. A. Saldívar.

Cañete expresó que cuando empezaron el servicio de recolección no había Secretaría del Ambiente (Seam) ni Fiscalía del Ambiente. Indicó que con el correr de los años ampliaron su cobertura y luego de habilitar el vertedero de J. A. Saldívar planearon hacerlo también en Villeta, pero que tuvieron la negativa de los pobladores de esa ciudad y comenzaron las intervenciones de la Seam y de la Fiscalía. “Nosotros fuimos imputados”, agregó. 

Predio del Ministerio de Defensa

La accionista relató que luego de fracasar la instalación del vertedero en Villeta buscó otro lugar. Fue así que en 2008, luego de que Fernando Lugo y Federico Franco asumieron el gobierno nacional, a través de un decreto de contingencia pudieron ingresar a las 500 hectáreas de la Finca 916. “En ese lugar ya estaba Sermat, la empresa que se dedica a la disposición de la basura patológica. Esta empresa también ingresó mediante un decreto, durante la presidencia de Nicanor (Duarte Frutos)”, dijo. 

Cañete manifestó que empezó los trámites en el Ministerio de Defensa Nacional y que en 2009 llegó a un acuerdo con una persona que estaba arrendando el predio de la cartera de Estado. “Nosotros le pagamos 500 millones de guaraníes por las mejoras y nos cedió el predio. Fue luego cuando me entero de que el sitio era uno de los sitios elegidos por la JICA (Agencia de Cooperación Internacional del Japón) para la disposición final de basura años atrás”, aseguró.

La empresaria comentó que desde que ingresaron al predio se sintieron “perseguidos” porque tuvieron varias intervenciones de la Seam. “Empezamos mal, fuimos mal e intentamos mejorar”, expresó. 

Agregó que con la instalación, en 2005, de una empresa brasileña –en referencia a Empo Ltda. & Asociados, representada por Enrique Ortuoste– tuvieron más presión encima. “Pero agradecemos porque mediante eso fuimos mejorando”, señaló. 

Dejan la recolección 

Adelaida Cañete expresó que luego de ubicarse en el predio del Ministerio de Defensa Nacional fueron dejando de lado el servicio de recolección de basura y se dedicaron en forma exclusiva a la disposición final, a excepción de en Villa Hayes, en donde continúan con ese servicio. Dijo que mediante convenios con municipalidades y empresas privadas (en varias de ellas figura como accionista) empezaron a recibir los residuos sólidos.

Reconoció que en varias firmas figura como accionista, así como también su hijo Hans Staseek, aunque expresó su disgusto a que estas empresas sean llamadas “satélite” de El Farol SA “porque no es El Farol la accionista, sino yo, Adelaida Cañete, y en otras mi hijo”. Citó que entre las firmas en las cuales tiene participación son Eco Reciclados (Ecoresa), que opera en San Lorenzo; La Disciplina SA, en la cual tiene el 20 % de acciones; Ingeniería Ambiental SA (Ingesa), que trabaja en forma exclusiva en Ciudad del Este; La Soñada SA, en la cual también está con su hijo como accionista y se dedica a operaciones inmobiliarias.

Expresó que ya no es accionista de Empresa de Aseo Ambiental SA (Emaasa), ya que la cedió a Sinforiana Benítez. La firma opera actualmente en Villeta.

Con respecto a otras empresas recolectoras en las cuales figuran su hijo y su nuera Yenni Miltos, refirió que no puede hablar por otras personas, aunque luego reconoció que Dorby Corporatión SA –que opera en Ñemby y Lambaré– le pertenece a su hermana Celina Cañete Ojeda y Hans Staseek (ver infografía) y que ella figura como apoderada porque su hermana reside en Encarnación.

En primer momento no quiso entrar en detalles sobre los accionistas de Ecototal SA, que tiene una disputa por la recolección con el intendente de Villa Elisa, Ricardo Estigarribia (PLRA). Sin embargo, luego indicó que el jefe comunal intentó sacar a la fuerza el contrato, por lo que se le ofreció en venta la firma y no quiso pagar. “Yo le pedí 400.000 dólares y no quiso pagar”, señaló.

Al ser consultada acerca de personas que aparecen como representantes de algunas empresas “satélite”, como Gledia Presentación Barboza y Nelson Ortiz, respondió que son personas de su confianza. “Están en las empresas en las que yo estoy”, expresó. 

Cañete insistió en que no tiene vinculación con político alguno, pese a que oficialmente el exparlasuriano, exdiputado y miembro del directorio del PLRA, Juan Alberto Yoyito Denis, integra El Farol SA como director titular. “Yo le contraté en marzo de este año recién por unos G. 8.800.000”, subrayó.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD