Artesanía en cuero repujado, un trabajo naturalmente bello

ATYRA (Magdalena Benítez, de nuestra redacción regional). La artesanía en cuero de la "ciudad ecológica" tiene un proceso de elaboración totalmente natural: desde el curtido del cuero hasta la última costura aplicada a los hermosos artículos. En la Expo Cuero Atyrá 2005 se exhiben ejemplares del resultado final de esta actividad que es el motor de la economía local.

Julio César Maidana, curtidor y artesano de la comunidad, nos explicó los métodos básicos del trabajo implementado en las curtiembres artesanales de Atyrá. Primeramente, se compra el cuero salado al que se le hace una limpieza, que los artesanos llaman "trinchado". Este trabajo se hace con una herramienta llamada "trinchete", fabricada artesanalmente en la misma ciudad.

Una vez limpio, es arrojado a una pileta o calero (que contiene agua y cal viva). Allí permanece durante diez días, tiempo en que el curtidor debe removerlo diariamente. Posteriormente, es retirado del recipiente para llevar a cabo el pelado con un implemento denominado "pelador", preparado por los artesanos.

Luego, se lava el cuero empleando agua con el objetivo de eliminar la cal y ablandar el cuero para hacer el rebajado, que consiste en cuatro medidas llamadas: vaqueta (que se utiliza para elaborar forros), vaquetón (para forros, cintos, hebillas), mediano (para posavasos, posaplatos, posafuentes, carteras, forro de mesitas, etc.) y emparejado, que se usa para fabricar riendas, monturas, carona, plantillas para zapatillas, etc.).

Después del rebajado se hace el "piquelado", proceso mediante el cual se elimina toda la cal del cuero. Posteriormente, se introduce en una pileta que contiene tanino, donde permanece según la medida del rebajado: para la vaqueta es de cinco días; el vaquetón, ocho; el mediano, diez, y el emparejado, quince.

El proceso sigue con el lavado con agua pura para sacar todo el tanino que contiene el cuero, para pasar al aceitado con aceite sulfonado. De aquí se extiende por un tendido parecido al tendedero artesanal de ropas; al estar semiseco se le realiza el planchado con un elemento hecho en forma casera. Finalmente, se extiende nuevamente para el secado final, que dura dependiendo de las condiciones climáticas. Una vez seco, se lleva a cabo el corte.
Tras todo el proceso, el cuero llega al artesano, que, con un rudimentario mazo de madera, moldes de hierro fabricados a nivel local y otros importados de Norteamérica, pone manos a la obra para hacer el repujado. Asimismo, con hilo pardo, cemento, agujas, alenas, lustres, lacras, thinner y pintura, transforma la materia prima en hermosos artículos.
Entre la variada producción artesanal de los atyreños, se pueden mencionar resistentes mochilas, carteras, juegos de mesa y taburetes, sillitas, sillones, calzados, alhajeros, llaveros, hebillas, cintos para damas y caballeros, termos y guampas forradas, creativos souvenirs y otros.
Todos estos artículos y más se podrán apreciar y adquirir durante la Primera Expo Cuero Atyrá que se desarrolla hasta el 4 de octubre en la avenida peatonal Indio José.

Además, los visitantes pueden aprovechar para realizar un recorrido por el distrito y disfrutar de su limpieza. Los pobladores dicen, con sano orgullo, que en cada esquina de la ciudad hay una "escuela popular" de la cual se puede aprender mucho para mejorar nuestro país.
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD