Cuatrillizos de Santa María crecen muy sanos y cumplen ocho meses

Los cuatrillizos Antonia Abigail y Antonia Xiomara, Iker y Hugo, crecen saludablemente en el seno de la familia Obregón-Montenegro, de Santa María de Fe, Dpto. de Misiones. Eran quintillizos y nacieron el 6 de diciembre del año pasado en el hospital San Pablo de Asunción, pero uno falleció tras el alumbramiento.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/7SYEWVDSMVFHPKAWZ2DYXSNZAI.jpg

Cargando...

SANTA MARÍA DE FE, Misiones (Rafael Marcial Montiel, corresponsal). Antonia Montenegro y Hugo Obregón contrajeron matrimonio hace 15 años. Fueron noticia el 6 de diciembre del año pasado cuando tuvieron quintillizos en el hospital maternoinfantil San Pablo de Asunción. De los cinco hijos: una niña, Antonia, murió en aquel sanatorio estatal y quedaron cuatro: dos nenas y dos varones. Se trata de Antonia Abigail y Antonia Xiomara e Iker y Hugo.

La familia vive en una modesta vivienda. El “superpapá” es mecánico de motocicletas y trabaja en su propio taller que está ubicado al lado de su domicilio. También tiene un negocio de venta de repuestos para las motos.

Por su parte, la denominada “supermamá”, Antonia, está al cuidado de sus hijos. Dijo que los pequeños, que hace unos días cumplieron ocho meses de vida, además de tomar leche (nutrilón N° 2) se alimentan con sopa de verduras, soyo y jugos naturales.

Comentó con alegría que los cuatrillizos crecen, comen bien y duermen sin problemas. Entre los varones, Hugo es el más grande e Iker el más flaco, pero alto. Las niñas son robustas y muy tranquilonas, dijo.

Los niños ya se desplazan en los andadores que recibieron como regalo y también tienen muchos otros juguetes. La mamá indicó que es tecnóloga de alimentos, nivel terciario de modo que aplica su conocimiento en el cuidado nutricional de sus hijos.

Por su parte, el superpapá además, de mecánico de motos es electricista y no tiene reparos en trabajar como albañil. “Soy de todo un poco, mecánico, electricista y pisero albañil. Cuando hay trabajo no hay problemas”, expresó. Las ayudas que puedan hacerles serán bien recibidas, dicen.

La leche no debe faltar

Los “superpadres” Antonia y Hugo emprenden todo tipo de trabajos para salir adelante. Sin embargo, el número de integrantes en la familia hace un poco más difícil el subsistir diario. Actualmente, los pequeños necesitan de leche Nutrilón N° 2. “Tenemos aún para este mes, porque ya comen la sopita”, dijo Antonia.

La supermamá agradeció la ayuda que reciben de la gente y agregó que por suerte logran cubrir todo lo necesario. Resaltó que la leche es fundamental en la alimentación de sus hijos y no debe faltar.

Los interesados en ayudar pueden contactar con Hugo Obregón al celular (0975) 671 203.

Enlance copiado
Content ...
Cargando ...