Denuncian graves irregularidades en gestión comunal de La Colmena

La Junta Municipal de La Colmena denunció mala utilización de fondos de la Comuna por el intendente Mario Melgarejo (ANR). Hablan del uso discrecional de unos G. 1.000 millones.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/PEQS7IVXGNBWPPNKGWUDEKKAUY.jpg

LA COLMENA, Dpto. de Paraguarí (Emilce Ramírez, de nuestra redacción regional). La Junta Municipal rechazó la rendición de cuentas del ejercicio fiscal del año 2017 del intendente Mario Melgarejo (ANR). Denunció la mala utilización de unos G. 1.000 millones, que incluye malversación del Fonacide.

Por el rechazo de la rendición de cuentas votaron los concejales colorados Julio Garay, Gustavo Tomás Montiel, Anselmo Esteche y Alfredo Junichi Uesugui. También los liberales Diego Garcete y Mirian Benítez, además de Julio Bordón (País Solidario). Se abstuvieron Dora Lezcano de Cardozo y Juan Domingo Caballero, ambos de la ANR.

Los ediles observaron que el intendente dividió las obras realizadas en el predio del tinglado municipal a fin de evitar un llamado a licitación. Adjudicó por separado y en forma directa la construcción de una pista deportiva, reparación de un escenario y la baranda de seguridad, y la ampliación del techo del estacionamiento.

PUBLICIDAD

Utilizó G. 460 millones extraídos del Fondo Nacional de Inversión Pública y Desarrollo (Fonacide), dinero que debe ser destinado exclusivamente a mejoras de escuelas y colegios públicos. “Se dejó de priorizar necesidades educativas para concretar la obra municipal”, señala la resolución de la Junta Municipal.

Las obras fueron adjudicadas a la Constructora Marcelo, de Marcelino Torres, y la Constructora IDEAS SA, representada por Cristhian Emanuel Ojeda.

Asimismo, los ediles observaron el excesivo uso de combustible por un monto de G. 450 millones, que representan más de G. 1.500.000 por día durante 2017.

Un punto de la rendición de cuentas del intendente Mario Melgarejo que llamó la atención de los concejales es que “se cargaba combustible a la ambulancia municipal para trasladar a los pacientes”. Esto resulta sospechoso, considerando que el móvil se encontraba en un taller por desperfectos mecánicos, de acuerdo con la información con la que cuentan los ediles.

Los concejales también le recordaron al ejecutivo comunal que dicha ambulancia fue transferida al Ministerio de Salud por resolución municipal.

Entre otros cuestionamientos, figura además el cobro de G. 120 millones por obras de alcantarillado sanitario, empedrado y reparación con enripiado de varios caminos vecinales. Pero los ediles no encontraron la parte enripiada, de acuerdo al informe.

Quisimos conocer la versión del intendente, pero no atendió nuestras llamadas telefónicas. En caso de que desee brindar su versión, le invitamos a comunicarse con nuestra redacción central.

¿Quién cobró?

Otro motivo del rechazo de la rendición de cuentas es la presentación de una factura de G. 37 millones por reparación de máquinas viales. El cheque fue emitido por dicho valor, pero se desconoce quién lo cobró porque el propietario del taller “Auto mecánico NEO”, Ireneo Fariña, manifestó que él reparó solo la ambulancia por G. 5 millones. Indicó que él había dejado en la Municipalidad, “por confianza”, su factura para que preparen el cobro por el servicio hecho, pero que luego su contador le comentó que había otra factura por G. 37 millones y por la que debía pagar el 10% del IVA (G. 3.700.000).

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD