Preparan ritual del Guaikuru Ñemonde

Los habitantes de la compañía Minas de la ciudad de Emboscada, departamento de Cordillera, se preparan para el peculiar rito ancestral Guaikuru Ñemonde en honor del protector espiritual de la comunidad, San Francisco Solano. Los promeseros, con atuendos confeccionados de plumas de gallina y con el rostro cubierto con telas o máscaras, llegan entre la noche del 22 y la madrugada del 23 de julio al oratorio del lugar para honrar al patrono.

San Francisco Solano es considerado el evangelizador de los indígenas de América del Sur y protector de la ecología. El santo es homenajeado cada 24 de julio y en el oratorio de Minas habrá una misa en su honor el próximo martes.

El oratorio de Minas fue construido hacia el año 1933, pero la tradición del Guaikuru Ñemonde comenzó a finales de la década de 1910, de acuerdo con los datos. La imagen del patrono fue tallada en madera por un artesano de Tobatí, según la historia que se difunde en la comunidad. 

Miles de personas de diferentes puntos del país y del extranjero participan cada año de las actividades.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD