Cercano a Putin asume Gobierno en Bulgaria

SOFÍA (EFE). El exgeneral Rumen Radev, que ganó las elecciones presidenciales en Bulgaria en noviembre pasado y al que se le atribuyen simpatías hacia Moscú, asumió ayer oficialmente su cargo.

El excomandante de las Fuerzas Aéreas, sin afiliación partidista y sin experiencia política, relevó en el cargo a Rosen Plevneliev, quien se ha definido como duro crítico del presidente ruso, Vladímir Putin.

Como es habitual en la toma de posesión, Rumen fue investido con honores militares para una legislatura de cinco años, que se presenta como accidentada, dado que su primer acto debe ser la disolución del Parlamento.

Rumen, quinto presidente de Bulgaria desde la caída del comunismo en 1990, afirmó que los principales problemas del país son la erosión de la democracia, la percepción de la ausencia de justicia, la creciente desigualdad entre ricos y pobres, y la corrupción.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD