Cuba: olas de once metros, inundaciones y escombros

LA HABANA (EFE). Cuba despertó ayer aliviada por la salida del huracán Irma de su territorio tras barrer durante dos días la costa norte de la isla. Mientras, la población comenzaba a evaluar los serios daños causados por el ciclón, especialmente en áreas turísticas de La Habana.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/U43JUVGCDREE3NZWAKPDGAJS34.jpg

En la capital cubana el ciclón dejó algunas de las estampas más impresionantes, con su célebre Malecón (costanera) completamente cubierto por el mar, cuyas aguas llegaron casi 300 metros tierra adentro, anegando calles y viviendas y obligando a las personas a desplazarse con el agua hasta la cintura y en algunos casos a nado. También persistían olas de hasta 11 metros que golpearon el sector comercial.

Según las últimas cifras, en la capital hay 106.000 evacuados en albergues y otras 6.000 alojadas en casas de familiares.

El aeropuerto internacional de Jardines del Rey quedó destrozado, según se aprecia en fotos del diario Granma.

PUBLICIDAD

El turismo es la segunda fuente de ingreso de divisas a la economía cubana, por lo que la devastación de estos polos de sol y playa supone un duro golpe a sus ingresos.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD