Duro debate entre Neves y Rousseff de cara al balotaje

SÃO PAULO (EFE, AFP). El líder opositor Aécio Neves, que disputará la Presidencia brasileña en una segunda vuelta con la actual jefe de Estado, Dilma Rousseff, aprovechó el primero de cuatros debates de televisión acordados entre ambos candidatos para fustigar al Gobierno por la crisis económica y la corrupción.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/W55XTAMTXFEUZLMT7OTGNRW3J4.jpg

El senador socialdemócrata recordó en varias intervenciones que la inflación está por encima de la meta tolerada por el Banco Central, la economía en fuerte desaceleración y el Gobierno contra las cuerdas por un escándalo de corrupción en la petrolera estatal Petrobras, mayor empresa del país.

“Ustedes fracasaron en la conducción de la política económica. La herencia del próximo presidente que asuma será pésima”, criticó el candidato del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB).

Rousseff, del oficialista Partido de los Trabajadores (PT), dijo que, en sus tres primeros años de gestión, consiguió mantener la inflación dentro de la meta establecida y atribuyó el repunte de los precios en los últimos meses a un problema “pasajero”.

PUBLICIDAD

Por su parte, el líder socialdemócrata también aprovechó el debate para ventilar el escándalo de corrupción en Petrobras que salpica al PT y otros partidos aliados de la Mandataria, así como a una treintena de políticos, en su gran mayoría de la base oficialista.

“El escándalo en Petrobras es algo increíble. Y la señora solo se indignó porque alguien filtró las denuncias. Hay un exdirector de Petrobras que va a devolver 70 millones de reales (unos 29 millones de dólares) desviados, es decir que asume que robó”, dijo.

Soltando una andanada de cifras, Rousseff atacó duro a Neves por sus dos mandatos como gobernador del estado de Minas Gerais. Dijo que la salud pública empeoró y el estado es hoy uno de los más endeudados del país.

“Esos números no son verdaderos. No decir la verdad ha sido una tónica de su campaña”, retrucó Neves.

La Mandataria también le acusó de “nepotismo” por emplear en Minas Gerais “a su hermana, su tío, tres primos y tres primas”.

“La conmino a que diga dónde trabaja mi hermana. Su propaganda es mentira tras mentira. No es verdad”, respondió Neves.

También, Dilma espetó: “Usted está fabulando, inventando una historia que no existe. Tenemos la menor tasa de empleo en la historia de las últimas tres décadas”.

“Su gobierno perdió la capacidad de generar confianza, de atraer inversiones”, retrucó Neves.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD