Involucran de nuevo a un concejal en un homicidio

El polémico concejal departamental de Caazapá, Benjamín Adaro Monzón (ANR), surge nuevamente como sospechoso de homicidio, esta vez de uno ocurrido el sábado último en Itapúa.

El comedor San Jorge de Cruce Kimex, donde fue asesinado Carlos Jorge Delvalle Lugo.
El comedor San Jorge de Cruce Kimex, donde fue asesinado Carlos Jorge Delvalle Lugo.Archivo, ABC Color

El crimen ocurrió el sábado aproximadamente a las 19:00 en la zona conocida como Cruce Kimex, distrito de Carlos Antonio López, departamento de Itapúa. Fue sobre la Ruta 6, a 150 kilómetros de Encarnación y ocho kilómetros antes de alcanzar la frontera con el departamento de Alto Paraná.

El fallecido resultó ser Carlos Jorge Delvalle Lugo (50 años), conocido en la zona como Carlos Gordo, quien fue muerto de 16 balazos en su negocio denominado “Comedor San Jorge”.

El detalle particular de Carlos Gordo es que el 15 de agosto pasado se había presentado en la comisaría 16 de la localidad vecina de María Auxiliadora y denunció que venía siendo amenazado de muerte. Después, hizo lo mismo ante la unidad de Crimen Organizado de la Fiscalía de Asunción y se ratificó en la Fiscalía de su zona.

PUBLICIDAD

Básicamente, Carlos Gordo dijo que el concejal departamental de Caazapá Benjamín Adaro Monzón (54) había amenazado con matarlo si no se declaraba responsable de haber coordinado el ataque de sicarios que ocurrió el 8 de agosto pasado en la Junta Departamental de Caazapá.

Cabe recordar que Benjamín Adaro Monzón sostuvo desde un principio que el ataque iba dirigido a él, pero al final el que terminó preso fue nada menos que su propio chofer, Hugo Arsenio Villar Sotelo (33), ya que se encontraron vínculos entre este y los sicarios.

Llamativamente, el hombre de confianza del concejal salió de la cárcel pocos días después.

Para la Policía, el atentado en la Junta Departamental fue “un gran teatro” montado por el propio Adaro. En su defensa, el político acusó a los policías de querer lucrar con el caso.

Un policía y unos audios

El elemento que supuestamente conectaba a Carlos Gordo con el atentado en Caazapá eran unos audios de WhatsApp que el ahora asesinado reconoció haber enviado al suboficial mayor de la Policía Eladio Villar López (46), quien trabaja actualmente en la sección Robos y Hurtos del departamento de Investigaciones de Asunción.

Este es un efectivo oriundo del departamento de Caazapá que tendría contacto directo con el concejal Benjamín Adaro Monzón, ya que de otra manera no se explica cómo es que los audios de Carlos Gordo hayan terminado en poder del político colorado.

De hecho, pocos días después del atentado, el propio Adaro Monzón envió una nota a sus colegas concejales en la que les pidió que se quedaran tranquilos, porque supuestamente el único objetivo de los sicarios era él mismo. Además, contó que el supuesto coordinador del golpe fue Carlos Delvalle, a quien identificó incluso con su apodo.

Benjamín Adaro Monzón es un exjuez que quedó en silla de ruedas luego de un atentado que sufrió en Yuty en 2012. La víctima había acusado a su rival político Nelson Vera Villar (PLRA), quien también sufrió un ataque igual en 2015.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD